Tres policías auxiliaron a una joven parturienta de la comunidad Alo Mocoví de la zona noroeste de Rosario y colaboraron en dar a luz a una niña. Todo esto sucedió anoche en calle Formosa al 800.

La ambulancia no llegaba y la premura del caso motivó que los uniformados (Los Oficiales de Policía Gustavo Guirin, Ismael Velázquez y el Suboficial de Policía Gabriel Balbuena) realizaran las tareas de parto, produciendo el alumbramiento del bebé y sujetando el cordón umbilical, mientras mantenían contacto telefónico permanente con el Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) que los guió en todo el proceso.

Poco después arribaron los paramédicos y trasladaron a la madre y a su hija hasta el Hospital Centenario, donde las dos quedaron internadas en buen estado de salud.
Las muestras de agradecimiento de la familia y de la comunidad aborigen fueron por demás de elocuentes para los policías tras salvaguardar la vida de la joven madre y su hija.