Martín Toderi es el único argentino galardonado. “Es una gran ayuda y también un reconocimiento a lo que se hace en Rosario”, dijo.

 

Martín Toderi es rosarino, investigador del Conicet y docente de la Universidad Nacional de Rosario. Es el único argentino que este año recibió la Beca de Educación en Óptica y Fotónica, que otorga una institución internacional y que le permitirá asistir a un simposio en San Francisco, Estados Unidos, financiar su doctorado en Francia y continuar con sus investigaciones en óptica láser para tratar enfermedades vasculares, hipertensión y diabetes. “Es una gran ayuda y también un reconocimiento a lo que se hace acá, posiciona a Rosario a nivel internacional”, dijo Toderi.

La beca que entrega la Sociedad Internacional para la Óptica y la Fotónica (Spie, por sus siglas en inglés) sirve para financiar actividades académicas que tengan que ver con el doctorado. “Esto me permite viajar al congreso del año que viene en Estados Unidos”, señaló, en referencia al Simposio Photonics West 2020 de San Francisco, y también la estadía en Francia de los últimos tres meses. “Es una gran ayuda, todo este tiempo trabajé a crédito y todo eso hay que pagarlo, y también sería imposible viajar a Estados Unidos sin la beca”, dijo Toderi, becario del Instituto de Física de Rosario (Ifir, Conicet—UNR) y de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la UNR, y también docente de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas.

“Es un reconocimiento a lo que se hace en la Facultad, ya que es una beca internacional en la que hay que competir en el mundo, con gente de Estados Unidos, de Rusia, de Europa, posiciona a nivel internacional lo que se hace acá”, evaluó.

El rosarino Toderi estudia técnicas basadas en láser aplicadas al comportamiento de la sangre, que puedan ayudar al tratamiento de enfermedades vasculares, hipertensión y diabetes. “En Argentina no hay mucha gente que se dedique a la interfase entre óptica láser y la parte biológica, no tenemos otros grupos que trabajen en el mismo campo”, precisó Toderi, para añadir que “es difícil encontrar gente que se dedique a esto, es un campo muy acotado”.

En cuanto al nivel académico de la Universidad de Rosario, no solamente destacó el trabajo local para ponerlo a la altura de las mejores casas de estudio del planeta, sino que también se refirió a un “doble mérito” por la falta de recursos. “El nivel de la Universidad pública nuestra nos posiciona muy bien en el mundo, el nivel de recursos no es el mismo pero la calidad humana está a la par de las mejores universidades del mundo”.

“Está bien posicionada internacionalmente”, concluyó.

La tesis doctoral de Martín Toderi es dirigida por la doctora Bibiana Riquelme y codirigida por el doctor Gustavo Galizzi.