Hay 15,8 víctimas fatales cada 100 mil habitantes al año. La tasa nacional es de 12,3.Hubo más de 200 muertes cada año desde 2016 en las calles y rutas de la provincia.


Una persona falleció cuando se estrelló contra un poste del alumbrado público, en el acceso al barrio Solidaridad, a 100 metros de la ruta provincial 26. Jan Touzeau
Lamentablemente los accidentes de tránsito se volvieron una fotografía cotidiana para los salteños. La imagen de una persona tirada en el piso, sin movimiento o siendo atendida por algún paramédico angustia y mortifica, pero eso no parece estar modificando la actitud de los conductores, motociclistas y peatones. Con más de 200 muertes por año, Salta supera la tasa nacional de víctimas fatales.

Cruzar semáforos en rojo, exceder límites de velocidad permitidos, sobrepasar autos en curvas, conducir sin respetar las normas de tránsito y un gran etcétera forman parte de lo que está naturalizado.

Las estadísticas son un reflejo fiel de la irresponsabilidad al conducir. En los últimos tres años, pese a las campañas de concientización y las políticas públicas que llevan adelante los gobiernos de la Nación, la Provincia y los municipios, los números de fatalidad no han disminuido sino que se han mantenido constantes.

Según el Anuario Estadístico de siniestralidad vial 2018 de la Dirección Nacional de Observatorio Vial en Salta, hubo más de 200 muertes al año en los últimos tres años.

En 2016, los fallecidos en accidentes de tránsito fueron 212. Esa cifra tuvo una leve disminución en 2017 y llegó a los 203. Sin embargo, volvió a repuntar en 2018, cuando se alcanzó el número de 219 víctimas fatales.

A nivel país, la situación fue bastante similar. No hubo ningún cambio definitivo en cuanto a la cantidad de muertes en accidentes de tránsito. En 2016, la cifra fue de 5.582 decesos, mientras que hubo una suba leve en 2017 (5.611) y una baja en 2018 (5.472).

En Salta, fueron 219 las víctimas fatales durante 2018, de las cuales 133 murieron en el lugar del choque o durante el mismo día.

La provincia es la séptima jurisdicción con mayor cantidad de víctimas fatales en accidentes de tránsito. A la lista la encabeza Buenos Aires con 1.419 muertes. Le siguen Córdoba, con 564, y Santa Fe, con 469.

Carlos Alberto Pérez, director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, indicó que, con una tasa de mortalidad de 15,8, Salta está por arriba de la media nacional, de 12,3. Sin embargo, remarcó que “no es la peor provincia”.

La tasa de mortalidad expresa el número de víctimas fatales cada cien mil habitantes. Tomando en cuenta este indicador, Salta se ubica en la mitad de la nómina y ocupa el 12§ lugar, lejos de Santiago del Estero (28,6), Catamarca (24,3) y La Rioja (21,9).

La tasa de mortalidad en Salta entre 2016 y 2018 se ha mantenido casi en los mismos porcentajes. En 2016, fue de 15,7, mientras que en el 2017 tuvo una baja y alcanzó los 14,8. En 2018 subió y tuvo su máxima, alcanzando los 15,8.

“A nosotros nos preocupa mucho porque no logramos, en estos tres años que llevamos de gestión bajar la siniestralidad. El desarrollo de políticas públicas fue, en parte, lo que produjo el emparejamiento de estos datos y que permitió que no siga creciendo, sino que se estabilicen, porque algunas políticas públicas hemos llevado adelante y estamos viendo algunos resultados”, expresó el director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Carlos Alberto Pérez.

El funcionario profundizó en el tema y expresó que las políticas públicas deben apuntar a concientizar a todos los argentinos de que, cuando se conduce, hay que ser responsable para evitar, no solamente el riesgo de perder la vida, sino el de provocar daños a terceros.

“Necesitamos lograr que la gente empiece a entender cuáles son las consecuencias de no respetar las normas de tránsito y que son graves. El 1,7 del producto bruto interno (PBI) se va en costos de la seguridad vial como consecuencia de los accidentes de tránsito. No estamos hablando de un tema menor. Tenemos que entender que respetando las normas de tránsito seguramente se va a lograr que estos números bajen mucho”, enfatizó Carlos Alberto Pérez.

La multa no modifica la conducta

Otro gran problema relacionado con la seguridad vial es el sistema sancionatorio. Hay que seguir trabajando en opciones que ayuden a cambiar el paradigma. Algunas provincias avanzaron en un sistema de scoring y en unos años se podrá analizar si sirvió. Actualmente existe una sanción monetaria, que en muchos casos se piensa que solo tiene un fin recaudatorio.
“Hay que sancionar, pero tenemos que perder el objeto de la recaudación económica, nosotros estamos yendo a una quita de la licencia de conducir por más tiempo, vamos a tener una menor tolerancia. Que en los casos de reincidencia podamos suspender o inhabilitar a esa persona en forma definitiva. Está claro que tampoco la multa pecuniaria ayuda a modificar la conducta. No respetamos las normas, tenemos la creencia de que a nosotros no nos va a pasar y esta visión tenemos que cambiar”, finalizó Carlos Pérez.
El informe presentado por la Agencia de Seguridad Vial indica que en Salta de las 219 víctimas fatales, 171 eran hombres y 48 mujeres. En cuanto a la edad, la franja que va desde los 25 a los 34 años fue la que más víctimas fatales tuvo, con 56 fallecidos.
De 0 a 4 años, hubo 3 víctimas fatales; de 5 a 14 años, 6; de 15 a 24 años, 45; de 35 a 44 años; 34; de 45 a 54 años, 25; de 55 a 64 años, 21; de 65 a 74 años, 12; de 75 años o más, 12 y sin especificar, 2 muertes.
Con respecto a la zona donde ocurrió el accidente, 142 se dieron dentro de ejido urbano y 77 en el rural. Acerca del horario en el que ocurrió el siniestro, 110 fueron en la franja horaria diurna (de 7 a 19), y 109 en el nocturno (de 19 a 7).