Aguas Bonaerenses SA (ABSA) informó que una pronunciada bajante en los niveles del río impactó directamente en la producción de agua potable, ya que se redujo considerablemente el ingreso de agua a la Planta Potabilizadora Donato Gerardi.

Los partidos bonaerenses de La Plata, Ensenada y Berisso sufrieron baja presión y cortes de suministro en su red de agua corriente debido a la bajante del Río de la Plata que alcanzó 1,20 metros por debajo de su nivel habitual.

Desde el Servicio de Hidrografía Naval informaron a Télam que “si bien el pronóstico marcaba que podía registrarse una bajante de hasta 1,50 metros por debajo del nivel habitual del Río de La Plata a la altura del Riachuelo esta tarde se alcanzó un pico de 1,20 y estimamos que se va a mantener así hasta el final de la tarde para luego comenzar a recuperar sus valores de manera constante hacia el jueves”.

Los vecinos y peatones que recorrían hoy los paseos de la desembocadura del Riachuelo en el barrio porteño de La Boca, la Reserva Ecológica Costanera Sur en el barrio de Puerto Madero o la Costanera Norte, frente el aeroparque Jorge Newbery, se encontraron con amplias superficies del lecho del Río de La Plata visibles a causa la abrupta bajante.

La operadora de agua y saneamiento del estado provincial Aguas Bonaerenses SA (ABSA) informó esta tarde a través de un comunicado que una pronunciada bajante en los niveles del Río de la Plata impactó directamente en la producción de agua potable, ya que se redujo considerablemente el ingreso de agua a la Planta Potabilizadora Donato Gerardi, ubicada en la localidad bonaerense de Punta Lara.