El actual diputado provincial y concejal electo por el FPCyS, Julio “Paco” Garibaldi, le confió a El Litoral que se dio un “avance importante” para que el edificio Ritz, histórico lugar de la capital santafesina abandonado durante 24 años —emplazado en el corazón de la ciudad—, pueda ser expropiado por el Gobierno provincial para luego ser utilizado con fines educativos. El proyecto fue aprobado con dictamen favorable en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados de la provincia.

Garibaldi, autor del proyecto de ley, expresó que “es una alegría” que la iniciativa haya avanzado en una de las comisiones para que luego pueda ser tratada por los legisladores de ambas cámaras. Luego de haber sido aprobado el proyecto en Educación, sigue su tratamiento en las otras comisiones de la Cámara de Diputados: Presupuesto y Asuntos Constitucionales. Una vez que se hayan sorteado dichas instancias, la planificación ingresa al recinto para continuar con los pasos legislativos correspondientes.

“Estamos convencidos de la importancia de este proyecto para Santa Fe. Por eso vamos a seguir trabajando para que próximamente el Ritz, un lugar con tanto valor para la ciudad, pueda reabrir sus puertas a todos los santafesinos. La idea es que sea destinado a proyectos de educación superior a través de institutos, para que desarrollen allí propuestas pedagógicas y curriculares de calidad”, declaró el legislador.

El concejal electo recordó que este edificio “tiene una historia enorme” y que hay “toda una generación que lo conoció en estado de total abandono. Es fundamental recuperar su valor histórico y patrimonial porque es parte de nuestra historia”. El proyecto tiene además el propósito de ofrecer un lugar de calidad a los distintos institutos terciarios que hoy funcionan en inmuebles alquilados, y ser un polo turístico y comercial de la ciudad: es decir, que el Ritz sea un sitio ideal para alojar este tipo de propuestas.

“Nuestra expectativa es que la iniciativa se apruebe este año. El gobernador Miguel Lifschitz está muy interesado en que se recupere prontamente y que también se conforme el proyecto ejecutivo con la inversión necesaria para restaurarlo”, concluyó Garibaldi.

Sobre del edificio

En diciembre de 1928 se inauguró el Ritz, y con el tiempo se constituyó en un emblema arquitectónico y cultural de la ciudad y el centro de los acontecimientos sociales más importantes. Proyectado y construido por el ingeniero Carlos Ariotti, fue uno de los primeros edificios en altura de la ciudad.

El terreno sobre el que fue emplazado mide 15 metros de frente y 57 metros de fondo. Tiene una superficie de 850,22 metros cuadrados, entrada por calle San Martín y también por 25 de Mayo; una superficie total cubierta de 6.711 metros cuadrados, compuesta por 8 niveles cubiertos (subsuelo, planta baja y seis pisos) y un nivel descubierto (la terraza).