La detención se produjo en horas de la madrugada en las inmediaciones del barrio Guadalupe Oeste.

Este lunes, efectivos de la URI, que realizaban patrullajes preventivos en la zona de Ángel Gallardo, observaron un automóvil en actitud sospechosa, que salía de un camino interno del Loteo Praderas, con las luces apagadas. Al ver el móvil policial, el ocupante aceleró el vehículo y se dio a la fuga por Av. Aristobulo del Valle hacia el sur. Los agentes policiales lo alcanzaron y pidieron al ocupante que se detuviera, pero no hizo caso.

Luego de una breve persecución, detuvieron a un hombre de 42 año, quien confesó ser el autor de algunos hechos delictivos en la zona de Ángel Gallardo y justificó su accionar a que se encuentra en situación de calle.

Tras la detención, el hombre fue trasladado al hospital Mira y López para atender las heridas que tenía por la persecución y luego quedó a disposición de la justicia.

Interviene en la causa la fiscal Clelia Trossero.