Dos aviones de combate Eurofighter han colisionado en Alemania durante un vuelo de entrenamiento, causando la muerte a uno de los pilotos, según la televisión n-tv. El otro aviador ha sido encontrado con vida en la copa de un árbol. Tras la colisión, los aparatos se han estrellado contra el suelo en el Estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, separados diez kilómetros el uno del otro, según ha informado el ministro regional. Las fuerzas aéreas alemanas han informado a través de Twitter de que un tercer piloto vio caer dos paracaídas de los aviones estrellados.

El lugar del choque se encuentra cerca del lago Drewitzer, unos 30 kilómetros al sur de Güstrow, una ciudad de unos 28.500 habitantes. Los aparatos pertenecían al escuadrón 73 Steinhoff, estacionado en Rostock, una ciudad situada al noroeste de Alemania. Una radio local informó de que hay incendios en la región de bosques y lagos en la que se han estrellado los aparatos y hacia donde se dirigieron a primera hora de la tarde los equipos de rescate. El accidente se ha producido en torno a las dos de la tarde de este lunes.

Alemania cuenta con 140 aviones de combate Eurofighter, fabricados conjuntamente por España, Francia, el Reino Unido y Alemania.