Cambiemos, finalmente, cambió el país. Por lo que las elecciones serán un filtro para saber qué parte de la política se enfrentará a las corporaciones nacionales e internacionales en la mesa del FMI. Sea con bandera blanca o no, la batalla por cambiar el cambio recién comienza.

Pablo Benito

 

Uno de los gestos importantes de la política sería reunir a todas las fuerzas políticos, a los referentes de cada espacio y decidir bajar las PASO, dado que no va a ver competencias internas.

Sería un gesto razonable y un mensaje de seducción a los representados por parte de los representantes. Pero eso no va a suceder porque la desconfianza se impone por el 99 % de los votos – en primera vuelta.

El “problema” sería quién se arroga tamaña iniciativa política de empatía para con el electorado. No va a suceder. Iremos a votar candidatos nacionales a presidente y diputados – en el caso de nuestra provincia.

 

De las PASO al PEDOS

El 25 de octubre, otra vez ubicar el DNI y, esta vez sí, ir hacia el cuarto oscuro. Nada cambiará, mayormente, con lo que elijamos porque –un mes después- habrá que hacer un lugar en nuestro domingo para elegir las mismas opciones otra vez. A este proceso electoral se lo podría denominar, PEDOS (PEnsalo DOS veces).

En nuestra provincia, con la batería baja por el gasto de energía en las provinciales, hasta los partidos y alianzas bajaron intensidad. Desde ninguna de las fuerzas predominantes se pensó en fortalecer las candidaturas presidenciales, fue más el “pasar por caja” a cobrar el vale de la abstención en los comicios provinciales.

 

Dejalo al Brigadier que descanse

Si se piensa con perspectiva unitaria, se dirá que no se toma en serio al poder central. Si se lo ve desde un punto de vista federal, no existe en Santa Fe, intención alguna de ir a pelear a Nación aquello que la autonomía provincial perdió.

No es nuevo. Los legisladores provenientes de Santa Fe, ante la inexistencia de un consenso, mínimo, que se resume en algo parecido a una política de Estado regional, van a congraciarse, o no, con políticas nacionales en una agenda en la que la centralización se lleva todo tipo de prioridad.

“Vamos a volver” y “No Vuelven Más” serán los sesudos ejes de campaña de lo que viviremos en nuestra provincia –en las demás también. Sería una pérdida de tiempo, para muchos, la generación de un bloque de ideas estratégicas para manejar algún grado de autonomía fiscal y financiera para Santa Fe. Amagar, al menos, con algún tipo de reparación ambiental al desastre hídrico que sufre nuestro territorio en manos de la “sojización” sería poco solidario con Chubut o Santa Cruz. Hay que atender la absurda concentración demográfica, del 70 % de la población argentina en unos pocos kilómetros cuadrados, que se amontonan en los alrededores de CABA.

 

FF vs MP (¿y Espert?)

La fórmula Fernandez-Fernandez, se consolidó rápidamente y mandó a la banquina al team oficial. Mientras estaban los mecánicos arreglando la reelección de Macri, vino de atrás un tal Espert y levantó por el aire potenciales votos conservadores que conforman la base electoral del presidente actual. En un manotazo de abogado, la estrategia electoral judicial decidió que Pichetto entre a la fórmula para birlar la estructura jurídica del partido del economista.

¿Tan importante el diestro fundamentalista? Muy. Espert tiene un 5 o 7 % de la puteada, por derecha, a Macri. Lo saben muy bien. Gran parte de la performance que los puede sacar en primera vuelta del juego e imponer a FF, se juega con el calvo que se hizo conocido, como Animal Suelto, y que desplegó su teoría neo-neo-neo liberal de que Macri era un tibio de izquierda.

La jueza “Budubudía”, tendrá el voto de mayor trascendencia en estas elecciones. Otra vez la Justicia.

 

Santa Fe Nac & Pop

En Santa Fe se decidió estirar los pezones de Cristina y la papada –pronunciada por tres años y medio de gestión– de Macri.  Marcos Cleri, hombre de un alto grado de conocimiento y fraternidad entre vecinal camporista de Puerto Madero, encabeza lista. El resto “parte del acuerdo” clientelar de elite que reparte chapas a quienes no hicieron los cimientos.

Se eligen 10 diputados. La paridad determinó que alguna “mujer de”, complete casillero. Como quinto, ingresó Jorge Hoffmann de ATE provincial. El único con billetera y territorialidad como para jugar la ficha a pleno al batacazo.

 

Cambiemos deMacriado

Angelini, el PRO que reúne todo los consensos en Cambiemos –no lo quiere nadie- encabeza el emoticón del bracito masculino que presume bíceps. De segunda va Ximena García, a quien referencian con Franja Morada y Corral, aunque ya no sea estudiante del semillero de jóvenes que prometen –de eso se trata lo electoral, en todo casi.

A mi “Pobre Angellini” no lo conocen ni los carpinchos, en Santa Fe. Lo cual no es tan malo teniendo en cuenta que el muchacho no descolla por su carisma.

Como en la película, es el hijo olvidado de Macri y Carrió cuando se fueron de vacaciones, se quedó sólo en la casa y en vez de cuidarla la hizo volar por los aires. Le hubiese servido hacer campaña junto a sus candidatos locales el 16 de Junio, pero eso era una piedra en los riñones para los que se jugaban gobernaciones e intendencias por lo que lo encerraron con llave y salió ahora. Esperan que termine como el personaje de “Mi pobre angelito” y no como el actor que se hundió en el alcohol y las drogas, quizás compenetrado en su papel de infante abandonado.

 

Éramos tan progresista

Enrique Estévez Bertero (casi mete el “Boero” de refilón) encabeza la lista de Diputados del ¿Frente Progresista Cívico y Social? Lo único bueno para el muchacho es que no le podrán cantar como en los 80 “Estévez Boero, estanciero, si vos sos socialista, el papá es montonero”. Perdió vigencia el cantito, sobre todo, porque el papa es… de San Lorenzo (dice).

Es que irá pegado a la lista presidencial de Lavagna – Urtubey –sí, Urtubey, que rima con Opus Dei.

Otro desconocido para el electorado pero que, al menos, lo asume desde su apellido. Si preguntan quién acompaña al de las sandalias y el crucifijo podrán explicarlo fácil “Este ¿vez?”. La falta de ortografía importa poco, total nadie notara la diferencia… ni al candidato.
Y ahí están los ex masones progresistas, no terminaron de comerse el sapo colorado del jesuita Contigiani, vociferando por las dos vidas y siendo la estrella celeste de la multitud verde y ahora le traen un dinosaurio –no está vivo, a no preocuparse- de Lavagna – Urtubey.

El aparato digestivo socialista no da más. Le dan chicharrones ensopados en aceite bañados en chocolate después de haber comido, durante 12 años, comida vegana bajas en calorías y sin calentarse.

Del radicalismo en el Frente, mejor no hablar –si no hablan ellos para qué complicarla.

 

Los pura sangre (azul)

Pero también está el neo nazi –lo de neo es una contradicción- Biondini, además, Espert. Gómez Centurión en el papel de milico bueno. Del Caño, con una sólida y fuerte postura que lo coloca en la oposición de la oposición –podría entenderse como oficialismo de la protesta- que va por la “Honda Fit” y el regreso de los muertos vivos anota a José Romero Feris que, por cierto, para dar cuenta de su existencia podría haber ahorrado dinero publicando en las necrológicas de todo el país “Soy Romero Feris y no me morí, aclaro no soy dueño de ERSA”.

Hay que entender a los ricos que tienen tristezas y hacen cualquier despiole para llamar la atención.

Más allá del chiste y la chanza –demasiado real como para reírse- noviembre llegó hace rato y ganó por amplia minoría el control del estado. Se trata de la JP internacionalista que se erigió como la más poderosa fuerza política del continente… no se hagan los rulos compañeros. Se trata de la gloriosa JP, sí, pero Morgan.