El condenado es un hombre de 29 años identificado como Víctor Mariano Domínguez. Los ilícitos fueron cometidos entre 2015 y 2016 en la localidad del departamento Garay.

Un hombre de 29 años identificado como Víctor Mariano Domínguez fue condenado a 10 años de prisión como autor de delitos contra la integridad sexual cometidos entre 2015 y 2016 en perjuicio de una niña menor de edad en Saladero Cabal (departamento Garay)

Domínguez fue condenado como autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante en concurso ideal con promoción a la corrupción de menores agravada por amenazas.

La sentencia fue resuelta por el tribunal integrado por los jueces Nicolás Falkenberg (presidente), Jorge Patrizzi y Rosana Carrara. La decisión de los magistrados fue en el marco de un juicio en el que se abreviaron los prodecimientos, al cual se arribó luego de haber comenzado el juicio oral y público –el lunes 10 de junio– en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

En la casa del condenado

La fiscal del MPA que investigó los ilícitos es Alejandra Del Río Ayala, quien valoró que “los delitos por los que fue condenado el hombre investigado son las mismas figuras que planteamos en la acusación”. En relación al monto de la pena resuelta, la funcionaria del MPA sostuvo que “si bien originalmente habíamos solicitado una pena mayor, entendemos que es razonable teniendo en cuenta los tipos penales atribuidos”.

Los hechos que investigó la fiscal del MPA sucedieron entre 2015 y 2016. “La víctima es una niña que estaba en edad escolar al momento de los abusos y que concurría a la casa del acusado porque era vecina”, explicó Del Río Ayala. “Los delitos están agravados por las amenazas que Domínguez manifestó a la niña. El condenado le dijo a la víctima que si contaba algo de lo sucedido a su mamá, él le iba a pegar”, agregó.

“Esta investigación se inició en octubre de 2016 como consecuencia de una denuncia efectuada por personal del SamCo de Cayastá luego de haber examinado a la víctima y de constatar los abusos sexuales en la niña”, sostuvo la funcionaria del MPA.

Respecto de las agresiones sexuales perpetradas, Del Río Ayala manifestó que “estos actos cometidos contra una niña de tan corta edad, tanto por su modalidad como por las amenazas sufridas, generaron un impacto considerable en la víctima y tienen una entidad suficiente como para adelantar el desarrollo libre y normal de su sexualidad”.