Este sábado por la mañana efectivos policiales patrullaban las calles de barrio Centenario cuando detectaron a un grupo de personas en aparente actitud sospechosa en la puerta de un domicilio.

Cuando los agentes se dirigieron al lugar, ubicado en Tarragona y Bolívar, un adolescente huyó en dirección contraria y en su escape habría descartado un arma de fuego. Atento a ello, los oficiales revisaron una vivienda aledaña y hallaron una pistola que sería calibre 9mm.

Ante esta situación, los efectivos se toparon con un hombre mayor de edad que se habría negado a ser chequeado y prestó resistencia. Fue entonces que se pidió apoyo y se logró su aprehensión minutos más tarde. Posteriormente, se lo identificó como “Nano” Leiva, sindicado como jefe de la barra brava del club Colón.

Cabe recordar que Leiva fue atacado a balazos a mediados de mayo y debió ser internado en el hospital Cullen. Tras uno días alojados en el nosocomio se retiró del centro de salud sin avisar a los médicos.