De acuerdo a datos oficiales, el nivel de alcohol en sangre más alto medido fue de 2.56 gramos. Un hombre intentó evadir un control, fue sometido a un test y dio 2.04 gramos. No tenía ni carné ni seguro.

Un total de 34 vehículos fueron remitidos este fin de semana al corralón municipal por alcoholemia positiva. Un hombre intentó evadir un control fue sometido a un test y dio 2.04 gramos. No tenía ni carné ni seguro.

El secretario Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrin, confirmó que entre el jueves a la noche y este domingo a la madrugada se efectuaron 436 operativos vehiculares en distintos puntos de la ciudad. Los agentes a cargo procedieron a la remisión de 56 autos y motos, 34 de los cuales fueron casos en los que los conductores dieron positivo en los controles de alcoholemia.

De acuerdo a datos oficiales, el nivel de alcohol en sangre más alto medido fue de 2.56 gramos. En tanto, el resto de los conductores incurrieron en faltas relacionadas a los documentos y elementos de seguridad vial reglamentarios.

Alcoholizado y sin papeles

Un caso particular que se registró este sábado en inmediaciones de Entre Ríos y Cerrito, donde tenía lugar un procedimiento. Un conductor intentó evadir la presencia estatal y fue retenido por personal policial.

Los agentes municipales le practicaron un test de consumo de alcohol y el resultado fue de 2.04 gramos de alcohol en sangre. Sin embargo, no sólo transitaba alcoholizado: no tenía carné de conducir ni tampoco el comprobante del seguro.

“Estamos ante un caso que integra múltiples faltas. No sólo condujo alcoholizado sino que lo hizo sin habilitación ni seguro. También se resistió al procedimiento”, evaluó Turrin, quien advirtió en ese sentido: “Nuestra presencia en las calles permite prevenir consecuencias gravísimas que conlleva el incumplimiento de las normas, a la vez que implica una garantía para la seguridad vial de todos. Debemos respetar la ley y no jugar con la vida”.