Lo informó en la tarde del miércoles el sindicato, a través de un comunicado. 

Según indica el documento “desde la Secretaria del Interior del Consejo Directivo Nacional de la Unión Tranviarios Automotor, se informa a los/as compañeros/as que habiendo transcurrido íntegramente el proceso de Conciliación Obligatoria, con mas la prórroga del mismo, sin encontrarse siquiera una respuesta que se acerque mínimamente a la pretensión de recomposición salarial para los trabajadores del transporte colectivo de pasajeros del interior del país, se ha resuelto realizar un paro con movilización para el día 12 de julio, como medida de protesta atento la postura adoptada por todos los actores que intervienen en el proceso de discusión de salarios”.

Además, desde el sector han “responsables de la situación que atraviesan tanto los trabajadores de la actividad, como los usuarios de los servicios, no solamente al sector empresario que se ha negado sistemáticamente a discutir, sino también a las autoridades nacionales y provinciales que ignoran y no se hacen eco del planteo sindical, encargándose durante el transcurso toda la negociación colectiva, de trasladarse mutuamente las responsabilidades que les son propias, por un servicio público de la cual resultan garantes ante la sociedad”.

“Por ello -prosigue la circular- y por haberse agotado todos los medios y procedimientos administrativos previstos, desde la UTA decimos basta al atropello del que resultamos objeto, afirmando que lucharemos por nuestro derecho a un salario digno y a no perder lo conseguido”.

Finalmente, la nota firmada por Jorge Kiener, Secretario de Interior del Consejo Directivo Nacional de la Unión Tranviarios Automotor, destaca que “de no acordarse la pauta salarial en lo inmediato, las medidas de fuerza se irán incrementando progresivamente, hasta tanto se de una solución al reclamo llevado adelante”.