En horas de la siesta, un llamado al 911 alertó a la policía sobre la presencia de un hombre que se encontraba herido de arma de fuego sobre la vereda.

Arribados al lugar, los oficiales constataron que el cuerpo de la víctima presentaba dos disparos en su espalda.

El hombre, identificado como C.C de 33 años fue trasladado al hospital Mira y López, adonde los médicos constataron que estaba fallecido.