Uno de los abogados de Carola Rackete, la capitana del barco humanitario ‘Sea Watch 3’, ha anunciado este viernes que su clienta demandará por difamación al ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, que hizo airadas declaraciones contra la joven.

“Ya preparamos la demanda contra el ministro Salvini”, ha declarado Alessandro Gamberini a una radio italiana, y ha asegurado que “no es fácil hacer el inventario de todos los insultos formulados por Salvini en las últimas semanas”.

“En el circuito de estos leones del teclado acostumbrados a los insultos, él es quien remueve las turbias aguas del odio. Una demanda por difamación es una forma de lanzar una señal”, ha agregado.

“Ella viola las leyes y ataca barcos militares italianos, y luego me demanda”, ha reaccionado el ministro italiano en las redes sociales. “No le tengo miedo a los mafiosos, entonces imagínense a una comunista alemana rica y mimada… Besotes”.

“Carola Rackete rimane attualmente indagata per il reato di resistenza a pubblico ufficiale e del reato previsto dall’articolo 1100 del Codice della navigazione. Io mi sono subito affrettato a dire…

Al comando del ‘Sea Watch 3’, Carola Rackete fue detenida tras haber atracado sin autorización la semana pasada en la isla italiana de Lampedusa para desembarcar a 40 migrantes rescatados en el mar y bloqueados a bordo durante más de dos semanas.

El martes, una juez italiana invalidó su detención, argumentando que actuó para salvar vidas. Dos investigaciones diferentes, por resistencia a un oficial y ayuda a la inmigración clandestina, siguen en curso en su contra.

Durante toda la duración de la crisis, Salvini aumentó sus declaraciones y los tweets furiosos sobre ella, describiéndola como “problemática”, “criminal”, o “pobre mujer que sólo ha tratado de matar a cinco militares italianos”.