Rosario: una nena de cinco años murió ayer al quedar atrapada bajo los escombros de una pared que se derrumbó en el dormitorio de una vivienda de la zona sudoeste, en la que vivía junto a su familia.

 

La tragedia se desató cerca de las 19 en una vivienda de Deán Funes 7655. Pese a que los bomberos intentaron rescatar a la pequeña, nada pudieron hacer para evitar su fallecimiento.

Intervinieron dos dotaciones de bomberos y tres ambulancias.

Según trascendió, el accidente se produjo al derrumbarse una pared y parte del techo de un dormitorio en el que la pequeña pasaba la tarde del domingo junto a su familia.

Las fuentes consultadas revelaron que, en principio, la causa del derrumbe podría haber sido algún problema edilicio de vieja data, ya que desde el exterior se evidenciaban importantes problemas de humedad sobre el techo de la vivienda siniestrada.

Intervinieron dos dotaciones de bomberos y tres ambulancias.

Hacia esa zona de la ciudad concurrieron los bomberos zapadores, Defensa Civil y paramédicos del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies). No obstante, cuando los rescatistas pudieron sacar a la pequeña de debajo de los escombros, se comprobó que ya estaba sin vida.