El combinado nacional disputará desde las 17 (hora argentina) su segundo encuentro, luego de aplastar a Chile 9 A 2.

La selección argentina de hockey sobre patines se mide en la tarde de este lunes ante Portugal, en lo que será su segundo partido en el marco del Mundial de esa disciplina en Barcelona.

El combinado nacional viene de debutar este domingo con un contundente triunfo ante Chile por 9 a 2. Portugal, en tanto, hizo lo propio frente a Colombia por 8 a 2.

Argentina va en este certamen por la sexta Copa del Mundo. La última vez que el seleccionado albiceleste festejó fue hace cuatro años, en Francia.

Aplastante triunfo en el debut

Los tantos del conjunto albiceleste fueron anotados por Lucas Ordoñez, en tres ocasiones, Carlos Nicolía y Pablo Álvarez, en dos oportunidades, y Matías Pacual y Matías Platero; mientras que descontaron Armando Quintanilla y Nicolás Carmona para los trasandinos.

Los dirigidos por José Luis Páez dominaron todo el encuentro ante un frágil rival que sólo pudo vulnerar el arco argentino por la vía del penal.

En el comienzo, Matías Platero abrió el marcador tras una excelente jugada colectiva. A partir de entonces, Carlos Nicolía tomó las riendas del juego, haciendo la diferencia desde la concepción del funcionamiento y marcar el segundo tanto de Argentina.

Un efímero momento de dudas llegó cuando, Armando Quintanilla, de tiro penal, descontó para Chile, dando una luz de esperanza a los trasandinos.

Pero la diferencia física fue demasiado para el seleccionado chileno ya que Argentina inmediatamente amplió la ventaja a través de un bochazo de Pablo Álvarez.

Los embates argentinos lastimaron a los defensores rivales que recurrieron al juego fuerte, generando faltas que desembocaron en penales.

Uno de ellos fue ejecutado por Lucas Ordóñez, marcando el cuarto gol de Argentina. No satisfecho con eso, tras una rápida contra, el mismo jugador anotó el quinto para irse al descanso con un contundente 5 a 1.

En la parte final, los conducidos por José Luis Páez reafirmaron la tendencia de la primera mitad y lejos de levantar el pie del acelerador, aplastaron a Chile.

El sexto llegó desde el stick de Pablo Álvarez, marcando el segundo de su cuenta personal. Matías Pascual fue el encargado de convertir el séptimo gol, evidenciando la amplia superioridad sobre los desorientados trasandinos.

Carlos Nicolía anotó el octavo gol para Argentina y minutos después, Nicolás Carmona intercambió penal por gol, descontando para los chilenos.

En el final del encuentro, Lucas Ordóñez puso las cosas 9 a 2 (marcando su tercer tanto), para decretar el resultado final y culminar con un debut más que satisfactorio.