La canciller de Alemania, Angela Merkel, fue vista temblando en público por tercera vez en menos de un mes, lo que aumenta las preocupaciones sobre su salud.

Merkel, de 64 años, temblaba mientras estaba de pie junto al primer ministro de Finlandia, Antti Rinne, durante una aparición en Berlín el miércoles.

Un portavoz del gobierno alemán dijo que el canciller está “bien”, algo que ya había sido reiterado por el portavoz de Merkel.

“La canciller está bien y las conversaciones con el primer ministro finlandés están avanzando según lo previsto”, dijo el portavoz.

Esto se produce después de que Merkel fue vista temblar por primera vez el 18 de junio cuando se reunió con el presidente de Ucrania Volodymyr Zelensky en la capital alemana.

La semana siguiente, Merkel parecía agarrarse los brazos para mantenerse quieta mientras asistía a un evento con el presidente de Alemania Frank-Walter Steinmeier. Merkel culpó del primer incidente a la deshidratación.

Los temblores pueden ser causados por una serie de afecciones, que van desde trastornos neurológicos hasta problemas menos graves, como los efectos secundarios de los medicamentos, el estrés o el consumo de cafeína.

Merkel ha sido canciller desde 2005 y se acerca al final de su largo mandato.

No buscará la reelección cuando termine su mandato actual en 2021, según anunció el año pasado, y les dijo a los reporteros que la posición había sido “una tarea muy desafiante y satisfactoria”.

Annegret Kramp-Karrenbauer, quien es ampliamente considerado como el protegido de Merkel, fue elegido como líder del partido de la Unión Demócrata Cristiana el año pasado y probablemente lo llevará a las elecciones federales de 2021.