Hoy en día los jóvenes son un colectivo estratégico para lograr un avance en las sociedades. La celebración de este día trata de empoderar a los jóvenes para que sean influyentes en el mundo, empezando desde sus comunidades y logrando objetivos globales. Sin los jóvenes será imposible conseguir sociedades justas y sostenibles.

La juventud es un factor fundamental para luchar contra los problemas del mundo, como el cambio climático, el desempleo, la pobreza, la desigualdad de género y la migración.

Sin embargo, y paradójicamente son los jóvenes los más propensos a sufrir las desigualdades de las que hablamos, ser víctimas de trabajos precarios, desempleo y el acceso al mercado laboral puede ser muy difícil en algunos casos, incluso cuando hayan recibido una educación de calidad. Dentro del colectivo de los jóvenes, las mujeres son más propensas a recibir trabajos de peor calidad, más desigualdad salarial, y contratos más precarios.

La receta para curar estos males, siempre es la formación y la educación. Pero aún queda mucho por hacer. Los sistemas educativos actuales tienen muchas deficiencias y no responden a las necesidades de aprendizaje de muchos jóvenes.

Durante el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud suelen desarrollarse campañas de concienciación para resaltar la importancia de los jóvenes, su actitud y su aptitud ante la vida para conseguir mejoras a nivel global.

Los organismos encargados de organizar cada año la campaña por el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud son las Misiones Permanentes de Portugal y Sri Lanka, la Unesco, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Oficina del Enviado del Secretario General para la Juventud.

¿Cómo puedes celebrar el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud?

Los centros educativos y los profesionales de la educación pueden realizar actos que animen a los chicos a buscar su vocación y adquirir un conocimiento que les permita realizarse en el futuro, ya que la mejor forma de conseguir tener éxito en la educación es dedicándose a lo que cada persona ama.

Jóvenes competentes

En la actualidad hay 1.200 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años que representan el 16 por ciento de la población mundial. La participación activa de los jóvenes en los esfuerzos de desarrollo sostenible es fundamental para lograr sociedades sostenibles, inclusivas y estables para nuestras metas de cara a 2030, y para evitar las peores amenazas y desafíos para el desarrollo sostenible, incluidos los impactos del cambio climático, el desempleo, la pobreza, la desigualdad de género, los conflictos y la migración.

Sin embargo, los jóvenes tienen casi el triple de probabilidades que los adultos de estar desempleados y de realizar trabajos de baja calidad, de enfrentarse a desigualdades en el mercado laboral y la transición de la escuela a un puesto de trabajo puede ser larga e insegura. Asimismo, las mujeres tienen más probabilidad de estar subempleadas y recibir menos salario, así como de desarrollar trabajos a tiempo parcial o tener contratos temporales.

Por eso la educación y la formación son cruciales para triunfar en el mercado laboral. Desafortunadamente, los sistemas existentes no responden a las necesidades de aprendizaje de una gran cantidad de jóvenes y los sondeos sobre resultados académicos y formación revelan que existe un elevado número de jóvenes con niveles bajos en aptitudes y competencias básicas de alfabetización y cálculo. Con el objetivo de concienciar sobre la importancia en invertir en el desarrollo de las habilidades de la juventud, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió en su resolución A/RES/69/145 designar el 15 de julio como el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud.

Organizado tradicionalmente por las Misiones Permanentes de Portugal y Sri Lanka, junto con la Unesco, la Organización Internacional del Trabajo y la Oficina del Enviado del Secretario General para la Juventud, el Día Internacional de este año incidirá en los mecanismos necesarios para impulsar y aplicar el aprendizaje a lo largo de la vida.

¿Por qué es importante el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud?

En el mundo actual, el creciente desempleo juvenil es uno de los problemas más acuciantes con el que se enfrentan las economías y sociedades, tanto de países desarrollados como en desarrollo. Será preciso crear al menos 475 millones de nuevos puestos de trabajo en la próxima década para absorber a los 73 millones de jóvenes actualmente desempleados y a los 40 millones que ingresan anualmente en el mercado de trabajo. Al mismo tiempo, las encuestas de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde) indican que tanto los empleadores como los jóvenes consideran que muchos graduados están insuficientemente preparados para el mundo laboral. Conseguir un trabajo decente representa un desafío considerable. En muchos países, el sector informal y el de la economía rural tradicional siguen siendo una fuente importante de empleo. En la actualidad hay en todo el mundo 1440 millones de trabajadores en situación laboral vulnerable. Más de la mitad de estos trabajadores residen en el África Subsahariana y Asia Meridional, regiones donde tres de cada cuatro trabajadores están expuestos a condiciones de empleo precarias.

La comunidad internacional ha establecido una ambiciosa Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Esta agenda requiere un enfoque integrado del desarrollo, que reconozca que la erradicación de la pobreza en todas sus formas y dimensiones, la lucha contra la desigualdad dentro de los países y entre ellos, la preservación del planeta, la promoción del crecimiento económico inclusivo y sostenible, el logro del empleo pleno y productivo y de un trabajo decente para todas las mujeres y los hombres, y la consecución de la plena igualdad entre hombres y mujeres y el fomento de la inclusión social son interdependientes.

¿Qué papel juega la enseñanza y formación técnica y profesional?

La enseñanza y la formación son cruciales para cumplir la Agenda 2030. La visión de la Declaración de Incheon: Educación 2030 queda plenamente plasmada en el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 4: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. En la agenda Educación 2030 se presta gran atención al desarrollo de competencias técnicas y profesionales, específicamente en lo que se refiere al acceso a una enseñanza y formación técnica y profesional asequible y de calidad; la adquisición de competencias técnicas y profesionales con miras al empleo, el trabajo decente y el espíritu empresarial; la eliminación de las disparidades entre los géneros y la garantía de acceso de las personas vulnerables. En este contexto, se espera que la enseñanza y formación técnica y profesional (EFTP) permita responder a múltiples demandas de naturaleza económica, social y ambiental ayudando a los jóvenes y adultos a desarrollar las competencias que necesitan para el empleo, el trabajo decente y el espíritu empresarial, promoviendo el crecimiento económico sostenible e inclusivo y apoyando la transición a las economías ecológicas y la sostenibilidad ambiental.

La EFTP puede dotar a los jóvenes con las competencias necesarias para acceder al mundo laboral, incluidas competencias para el empleo por cuenta propia. También puede mejorar la capacidad de respuesta a la demanda cambiante de competencias de las empresas y las comunidades, y aumentar la productividad y los niveles salariales. La EFTP puede contribuir a reducir los obstáculos que dificultan el acceso al mundo laboral, por ejemplo a través del aprendizaje en el empleo, y garantizar que las competencias adquiridas sean reconocidas y certificadas. También puede ofrecer oportunidades para desarrollar aptitudes a personas poco cualificadas que están subempleadas o desempleadas, a jóvenes que están fuera de las instituciones educativas y a personas que ni trabajan, ni estudian ni reciben formación.