En un mensaje en la red social Twitter, Von der Leyen aseguró que suceda lo que suceda en el Parlamento Europeo, donde no tiene asegurado el respaldo mayoritario, dejará su actual función en el Ejecutivo alemán.


La candidata del Consejo Europeo para presidir la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (foto), anunció este lunes (15.07.2019) que dimitirá el miércoles como ministra alemana de Defensa “independientemente del resultado” de la votación de mañana en la Eurocámara para ratificar su designación.

El martes, el Parlamento Europeo votará sobre si nombrar a Von der Leyen para suceder al presidente de la comisión, Jean-Claude Juncker, el 1 de noviembre, después de que los líderes de la UE la nominaron para el cargo.

“Mañana pediré la confianza del Parlamento Europeo. Independientemente del resultado, dimitiré como ministra de Defensa el miércoles para servir a Europa con toda mi fuerza”, afirmó la política cristianodemócrata alemana.

“Estoy profundamente agradecida por los años que compartí con la Bundeswehr” (el ejército alemán), agrega. Von der Leyen se convirtió en ministro de defensa en 2013.

Votación incierta

El resultado de la votación del martes es incierto, con muchos grupos políticos divididos sobre la nominación de Von der Leyen. Ella tiene que ganar al menos 374 votos en el parlamento de 747 miembros. Solo el respaldo de su Partido Popular Europeo de 182 miembros es seguro.

La canciller alemana, Angela Merkel, de visita en una planta del gigante tecnológico Siemens en Görlitz (este de Alemania), dijo que “respeta” la decisión de Von der Leyen de iniciar una “nueva etapa” con “fuerza”.

La candidata alemana a presidir la Comisión forma el parte del equipo de políticos pactado por los líderes de los 28 países para dirigir las principales instituciones comunitarias para la legislatura que arrancó con las elecciones del pasado 26 de mayo.

El equipo incluye, además de a Von der Leyen, a la francesa Christine Lagarde para presidir el Banco Central Europeo, al belga Charles Michel como presidente del Consejo Europeo y al español Josep Borrell como responsable de la política exterior del bloque.