El chiquito de 5 años había sufrido un fuerte golpe en la cabeza tras caerse jugando sobre una pila de ladrillos.

Como se conoció en las primeras horas de la tarde de este miércoles el nene había sufrido una Aneurisma que desencadeno en una Hemorragia producto de este golpe en la cabeza, “el niño ingresó este martes por la tarde, en coma, en muy mal estado en general, lo estabilizamos, lo pusimos en asistencia respiratoria mecánica con todo el tratamiento de estabilización general, le hicimos una tomografía y constatamos una hemorragia muy grande, varias en el cerebro producto de un aneurisma que se rompió, como si fuera un ACV hemorrágico pero por una malformación de una arteria que está en la base del cerebro por así decirlo”, había dicho el Dr. Alejandro Mansur, jefe de Pediatría y de la Terapia de niños del Hospital.

Luego de confirmarse el fallecimiento de Lorenzo, los padres decidieron que donarán sus órganos, y para dicha tarea se hará cargo el CUDAIO.

Este jueves se haría la ablación. Se prevé que se podrá donar prácticamente el cien por ciento de los órganos de su cuerpo, riñón, corazón, pulmones, corneas, etc.

El hecho

Fue en la tarde del martes cuando Lorenzo, Lolo para los familiares y amigos, estaba jugando en su casa sobre una pila de ladrillos cuando cayó de espaldas y se golpeó la cabeza. En un primer momento se había pensando que era un golpe aunque se especulaba con que le había tomado un Aneurisma o algún ACV y por eso cayó.

Fue el padre del nene quien lo encontró desvanecido y rápidamente lo trasladó a un sanatorio privado de Avellaneda, donde allí debieron trasladarlo a la sala de cuidados intensivos pediátricos Hospital Regional Reconquista.