Una paciente de 92 años murió en el Samco de esa localidad y el director de la institución denunció a la enfermera, que le habría aplicado una medicación inadecuada. La PDI interrumpió el velatorio y la Justicia ordenó la autopsia.

 

Un hecho lamentable e insólito ocurrió en la localidad santafesina de Arequito. Allí, una mujer llamada Luisa, de 92 años, falleció en el Samco local, luego de que le aplicaran una medicación. El director de la institución radicó una denuncia que compromete a una enfermera, que según el testimonio del profesional incurrió en mala praxis. Lo sorprendente fue que la Policía interrumpió el velorio de la mujer por pedido del juzgado, que además pidió la autopsia del cuerpo.

Este jueves, De 12 a 14 (El Tres) llegó hasta Arequito para indagar más en profundidad sobre este caso que conmociona al pueblo. Ricardo Salazar, director del Samco de la localidad y autor de la denuncia en la sede policial, dio detalles de lo sucedido.

“A la paciente se le aplica medicación endovenosa y se le produce un paro cardiorespiratorio; se hicieron las prácticas de cardioresucitación, sin resultado positivo”, contó.

Ante el deceso de la anciana, el médico resolvió “hacer la denuncia porque creemos que a la paciente no se le aplicó la medicación adecuada”.

Luego amplió: “Yo tomé la decisión de realizar la denuncia contra el personal actuante, por considerar que la muerte de la paciente fue dudosa”.

Salazar comentó que en el pueblo, las cocherías tienen la costumbre de retirar los cuerpos de los fallecidos por pedido de los familiares, sin contar con el certificado de defunción correspondiente, que luego es emitido por los médicos. “La familia tomó la determinación de velarla”, explicó.

Lo que generó estupor en la familia y en la comunidad en general, fue que “la PDI se hizo presente en el velatorio y ordenó suspenderlo para realizar todos los exámenes correspondientes”, detalló el hombre que está a cargo del Samco de Arequito.

“Para mí, tomar este tipo de decisiones contra personal que está trabajando en nuestra institución, es difícil y tiene que ver con nuestra intención de que todo quede claro”, precisó el médico.

Sobre las causas de la muerte de la paciente, Salazar apuntó que “la medicación se le dio por vía endovenosa cuando yo considero que no debía realizarse de esa manera”.

Por último, aseguró que la enfermera denunciada no tenía antecedentes de esta clase: “Nunca le ha pasado a esta enfermera algo de este tipo; es más, estábamos considerando darle un ascenso en sus tareas por lo bien que se venía desempeñando”, cerró.

Ahora se esperan los resultados de la autopsia del cuerpo para que el juzgado interviniente pueda continuar con la causa.