En estas vacaciones de invierno, el sector turístico en las localidades del interior de la provincia aumentó considerablemente sus números respecto a años anteriores. Dado que las vacaciones en Buenos Aires inician recién el próximo lunes, todavía esperan mejorar esas cifras. Desde los municipios adjudican el logro a la consagración de la Selva Misionera como una de las 7 Maravillas Naturales de la Argentina y al gran trabajo realizado por el ministerio provincial para reivindicar al interior misionero.

El ícono turístico de Misiones siguen siendo las Cataratas del Iguazú. Sin embargo, en los últimos años, la difusión de los otros atractivos naturales que presentan nuestra provincia, provocaron que el turista ya no haga viaje directo a la ciudad de las cataratas, si no que muchos prefieren recorrer la provincia y conocer los otros destinos que ofrece. Misiones es una de las provincias con mayor naturaleza virgen del país, y la selva como principal componente, es un cable a tierra para quienes viven en grandes urbes.

Tanto en Eldorado, Aristóbulo del Valle y Oberá, presentaron entre un 70 a 75% de ocupación en el primer período de vacaciones. Estos números dejan afuera a quienes se hospedan en casas de familiares pero que, sin embargo también consumen de la gastronomía, los atractivos y eventos.

Dado que se trata de vacaciones de invierno, uno de los lugares más destacados fueron las Termas de la Selva de Oberá, ya que las altas temperaturas de sus piletas hacen que el frío no sea una barrera para el disfrute de su entorno. Aristóbulo del Valle y sus 19 mil hectáreas de área natural protegida, es uno de los escenarios más destacados de la Selva Misionera, donde, según su directora de turismo, Daniela Krieger, los tipos de alojamientos más elegidos son las cabañas que ofrecen un acercamiento más directo con la naturaleza. Eldorado, también es una ciudad estratégica a la que muchos turistas eligen para hacer base y desde allí dirigirse a Cataratas, las minas de Wanda, y a Montecarlo.

Los visitantes llegan de todas partes. Según Daniela Krieger, directora de turismo de Oberá, este año sorprendió la presencia de turistas de Neuquen, Rio Negro, y provincias del sur del país. “Normalmente acudían desde las provincias de la región, como Chaco, Entre Ríos, pero este año llegaron desde más lejos”, explicó, y adjudicó este fenómeno a la consagración de la Selva Misionera como maravilla argentina. Por su parte, Yesica Vargas, jefa del departamento de turismo de Eldorado, indicó que los locales también salen a recorrer la provincia, “el misionero busca también salir los fines de semana, o por ahí no tiene tantos días de vacaciones y busca descansar en los lugares que ofrece la provincia, el publico de Posadas visita mucho a la zona norte”.

En lo que va de las vacaciones, el Parque Provincial de Salto Encantado, recibió 2200 visitantes, “la mayoría son de Entre Ríos, Chaco, Corrientes, Santa Fe. Ahora comenzamos a tener gente de Buenos Aires y se ven muchos Brasileros”, indicó Florencia Cuczuk, directora de turismo de Aristóbulo del Valle. “Recibimos muchas personas que nos comentan que en años anteriores fueron a Cataratas y este año vuelven a misiones a recorrer el resto de los atractivos. Del año pasado a este se duplicaron los números para A del Valle, la gente sale a buscar otras opciones y misiones es uno de los destinos preferidos.”, explicó.

Oberá también es una de las ciudades bases. Su zona geográfica la ubica cerca de Campo Ramón, Campo Viera, Campo Grande, municipios que presentan saltos como el Teodoro Cuenca, La Cascada, El Bonito, Salto Chávez. “El ministerio viene haciendo un buen trabajo para que misiones nos sea conocido solo por Cataratas, y viene impulsando a los demás destinos”.