La mayoría de las mujeres que fue robada y atacada por un hombre en sus comercios entre enero y julio señalaron a la misma persona en la rueda de reconocimiento llevada a cabo este viernes en el Centro de Justicia Penal de la ciudad de Rosario. Allí, indicaron que uno de los dos hombres detenidos el jueves en una pizzería de Zeballos al 2000 fue el autor de los hechos. Ante este panorama, P. (de 30 años), nacido en Rosario, será imputado este domingo en horario a confirmar. A su hermano, en tanto, ninguna víctima lo señaló por lo que se esperaba que recupere la libertad a la brevedad.

El detalle de la rueda de reconocimiento

La rueda de reconocimiento comenzó pasadas las 16 de este viernes y finalizó luego de las 18.30. El método consistió en darles ingreso de forma individual a cada una de las siete de las nueve mujeres que se presentaron para que, a través de un blindex donde los detenidos no podían verlas, observaron a un grupo de personas (entre cuatro o cinco) con rasgos físicos similares. Entre ellas estaba uno de los detenidos, es decir, el posible autor de los robos y los ataques.

Una vez finalizado el procedimiento se retiraron esas personas e ingresan otras cuatro o cinco distintas, entre las que se encontraba el otro detenido, hermano del anterior y que también trabaja como cadete. Nuevamente se les preguntó si reconocen a alguno de ellos y tras su respuesta finalizó el proceso. En uno de los casos, la mayoría de las mujeres sí pudo identificarlo.

De la rueda de reconocimiento no participaron otros elementos como la moto y la caja de delivery secuestrada en los allanamientos realizados este jueves por la noche en Ocampo al 400 y Moreno al 4000.

Este fue el segundo procedimiento de reconocimiento que se realiza en el caso tras la negativa de las víctimas en identificar siete días atrás a un hombre de 33 años detenido en Arijón al 3300.

Los casos de abuso

Las fuentes informaron que a los ocho casos de abuso ya conocidos, se sumó otro ocurrido el 12 de julio en la calle España al 3900, donde se concretó un robo en una juguetería, y la descripción física de la víctima sobre el ladrón es coincidente con la realizada por las víctimas de los últimos hechos.

Según la investigación, el violador cometió entre enero y julio de este año ocho robos seguidos de abusos sexuales contra mujeres de entre 17 y 40 años, aunque seis de ellas tienen 17 y 18.

En todos esos hechos, el agresor abordó a sus víctimas en la vía pública o en locales comerciales ubicados en distintos puntos de Rosario a los que ingresaba haciéndose pasar por cliente, les robaba y bajo amenaza con arma de fuego, abusaba de ellas.

Según el relato coincidente de las víctimas, el violador se moviliza en una moto con una caja blanca, similar a la de un repartidor.

Al difundir el identikit, las autoridades le solicitaron a la comunidad tomar los recaudos del caso y si alguien lo reconoce debe realizar la denunciar de inmediato a través del 911.

La causa está caratulada “abuso sexual con acceso carnal (tres hechos), abuso sexual simple (cinco hechos) y robo (ocho hechos)”.

Hace una semana, los investigadores habían detenido a otro sospechoso de 33 años, pero tras una rueda de reconocimiento fue liberado al no poder ser identificado por ninguna de ellas.