Ocurrió en un conocido quiosco de esa ciudad. Un hombre se llevó un Tatín sin pagar y lo apresaron.

La ciudad de Rosario se ha transformado en uno de los aglomerados más afectados por la inseguridad a nivel nacional. Sin embargo, una intervención policial de las últimas horas generó polémica por lo que muchos consideraron “un exceso” en la aplicación de la ley frente a otros hechos flagrantes mucho más graves.

La insólita historia ocurrió el pasado sábado 20 de julio, Día del Amigo, en el quiosco “La Esquina de la Oportunidad”, local comercial muy popular de la ciudad de Rosario, situado en la esquina de las calles Corrientes y San Luis.

Al parecer, un hombre de 64 años ingresó al quiosco y tomó un alfajor que se llevó sin pagar. Al advertir el robo, el dueño del quiosco llamó a la policía.

La Brigada Motorizada rápidamente logró detener al hombre, que fue trasladado a la Seccional 2º de policía.

Además, secuestró el elemento del robo: un alfajor marca Tatín simple. Al ladrón se le formó causa por el delito de “tentativo de hurto” y luego recuperó la libertad.