La familia de la joven de 19 años denunció que la droga había sido adulterada con veneno para ratas. La policía del país ibérico inició una investigación para dar con los comercializadores.

Una joven marplatense falleció tras consumir éxtasis en una fiesta electrónica en Palma de Mallorca, donde residía desde hacía pocos meses, y según consignaron este lunes medios de esa localidad insular española, sus familiares denunciaron que la droga había sido adulterada con veneno para ratas.

La víctima fue identificada como Milagros Alanis Moyano (19), y su muerte se produjo el miércoles último en un hospital de la ciudad de Barcelona, donde había sido trasladada tras sufrir un cuadro de hipertermia, con más de 42 grados de fiebre.

La joven vivía en Palma de Mallorca hacía pocos meses, y había asistido el último domingo 14 junto a su hermana melliza, Lourdes, al Origen Festival, que se desarrolló en el reciento Son Fusteret de la localidad balear, y debió ser asistida y trasladada al Hospital Universitario Son Espases.

Moyano fue evacuada dos días después hacia Barcelona, y fue internada en el hospital Clínic de esa ciudad catalana, donde finalmente falleció en la mañana del miércoles, según reportó el diario local Última Hora.

El padre de la víctima, Paulo Moyano, viajó en los últimos días desde Mar del Plata hasta España y relató en la red social Facebook que “ella compró veneno llamado comercialmente éxtasis” y dijo que “estaba irreconocible” tras su fallecimiento.

El padre posteó además una imagen de una pastilla amarilla con una calavera, y denunció que esa droga habría sido adulterada con raticida.

“No busco nada especial, solo darle un sentido a la muerte de mi bebé. Y me duele mucho como nos juzgan. Y dicen cosas muy duras”, dijo.

Lautaro Moyano, hermano de la víctima y quien también reside en Palma, contó por su parte en Facebook que a ella “le gustaba hacer deporte y sobre todo el mundo del socorrismo, le gustaba ayudar y siempre estaba con una sonrisa”.

“Lamentablemente, cayó en la tentación de una mierda que ciertas personas te inculcan que al hacerlo te puedes divertir mas. Esto puede pasar a cualquier miembro de su familia, lamentablemente ella murió. Pero es bueno que se sepa así se tiene un poco mas de conciencia de lo que puede llegar a causar estas cosas”, escribió.

El diario mallorquín Última Hora informó en tanto que la Policía Nacional inició una investigación para tratar de averiguar quién le vendió el éxtasis a la joven, y detalló que días atrás fueron detenidas cuatro personas por comercializar drogas durante los conciertos de verano que se realizan en Son Fusteret.