La semana pasada, el expresidente peruano Alejandro Toledo, prófugo de la justicia de su país, fue detenido en su casa en California.

A los pocos días, un juez determinó que debería seguir recluido en la prisión federal de Philip Burton, del mismo estado, mientras la justicia estadounidense resuelve la solicitud de extradición peruana.

Toledo está acusado de recibir millonarios sobornos de parte de la constructora brasilera Odebrecht mientras estaba en el poder. ¿Cómo pasó el presidente que llegó a simbolizar el triunfo de la meritocracia y la lucha por la probidad a convertirse en el emblema de la corrupción?