Los fiscales Alejandra Del Río Ayala y Federico Grimberg solicitarán una pena de 20 años de prisión. El tribunal pluripersonal que tendrá a su cargo el debate estará integrado por los jueces Susana Luna, Rodolfo Mingarini y Pablo Busaniche.

El ex boxeador, Carlos Baldomir, comenzará a ser juzgado mañana como autor de delitos contra la integridad sexual de su hija menor de edad cometidos en la ciudades de Santa Fe y de Junín (provincia de Buenos Aires), respectivamente. Será en el marco de un juicio oral y público cuyo inicio está previsto para las 7:45 en los tribunales santafesinos.

El tribunal pluripersonal que tendrá a su cargo el debate está integrado por los jueces Susana Luna (presidente), Rodolfo Mingarini y Pablo Busaniche. Por su parte, los fiscales que representarán al MPA en el debate son Alejandra Del Río Ayala y Federico Grimberg, quienes solicitarán una pena de 20 años de prisión para el acusado.

Si bien la investigación de los hechos fue iniciada por los fiscales Omar De Pedro y María Lucila Nuzzo, luego fue derivada a la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género Familiar y Sexual (Gefas) del MPA. A partir de allí, Del Río Ayala y Grimberg continuaron la investigación y acusaron a CMB como autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal calificado, abuso sexual gravemente ultrajante (ambos delitos calificados por ser el imputado ascendiente de la víctima y por la convivencia preexistente con una víctima menor de 18 años) y promoción a la corrupción de menores. Los tres delitos fueron atribuidos en concurso real entre sí.

Los hechos

“Se investigaron abusos cometidos en perjuicio de la propia hija del acusado. Los ilícitos comenzaron cuando la víctima estaba en edad escolar y se reiteraron en múltiples oportunidades”, precisó la fiscal Del Río Ayala. En tal sentido, añadió que “algunas de las agresiones sexuales fueron perpetradas en el domicilio familiar que compartían la víctima y el acusado, y en el que también vivían los hermanos de la niña y la madre, que era pareja de CMB”.

Por su parte, el fiscal Grimberg manifestó que “CMB también abusó de su hija cuando se trasladaba en automóvil con ella. Le pedía que se sentara en el asiento del acompañante y la obligaba a tener conductas de índole sexual”. En este sentido, el funcionario del MPA agregó que “estas agresiones también ocurrieron en reiteradas ocasiones”.

“Los abusos no sólo fueron cometidos en la ciudad de Santa Fe, sino también en una vivienda de la ciudad de Junín (provincia de Buenos Aires) donde residía temporalmente el acusado y en ocasiones en que la víctima concurrió a visitarlo”, indicó Del Río Ayala. Al respecto, añadió que “puntualmente en los veranos de 2012 y 2013, durante el transcurso de estas visitas, CMB aprovechaba los momentos en los que compartía la cama con la niña o cuando el resto de la familia estaba durmiendo para perpetrar las agresiones sexuales”.

“CMB también fue acusado de abusar de su hija en febrero de 2014, en una ocasión en la que junto a otros familiares concurrieron a una cena en un comedor de la localidad de Sauce Viejo”, explicó el funcionario del MPA. “Cuando regresaban en automóvil luego de cenar y mientras conducía el hijo del acusado, CMB se ubicó en el asiento trasero junto a la niña y cometió los ilícitos”.

En tanto, la madre de la víctima se constituyó como querellante y cuenta con la representación de los abogados Alejandro Otte y Néstor Oroño.

De acuerdo a lo programado por la Oficina de Gestión Judicial, la audiencia de mañana comenzará a las 7:45. Además de los alegatos de apertura de las partes, se realizarán las primeras declaraciones de testigos. Está previsto que la jornada se extienda hasta las 19:00. El viernes, en tanto, continuarán las declaraciones testimoniales.

Por su parte, el lunes 29 se llevarán a cabo los alegatos de clausura. Finalmente, la lectura de la sentencia está prevista para el jueves miércoles 31 a las 11:00.