Les preocupan las pocas licitaciones provinciales y el retraso municipal en los certificados de redeterminación de precios.

Renato Franzoni, en representación de la Cámara de la Construcción Delegación Santa Fe, informó que “el programa de licitaciones que tiene la provincia se vio un poco reducido” y que “ya no hay programa de licitaciones futuras”. “Seguramente esto tiene que ver, después de las elecciones, con este traspaso que va a haber”, consideró, y añadió que si bien “estamos en un momento de coyuntura, donde no están las reglas totalmente claras, porque estamos hoy en un gobierno que está terminando su gestión y el gobierno que viene que todavía no tuvimos contacto con ellos ni con el gobernador electo tampoco”, “seguramente, en poco tiempo lo vamos a tener y vamos a ver ya un programa más claro de la idea que tienen de obra pública”.

En cuanto a la relación de la Cámara con las gestiones entrantes, auspició que seguirán “siendo uno de los pilares importantes de la economía de la provincia”, pero reconoció que están “un poco preocupados”: “tenemos que decir que estamos dentro de una macroeconomía compleja a nivel nacional, entonces no tenemos reglas claras cuál es la situación de la obra pública”, sostuvo.

En tanto, con respecto a la municipalidad, informó que el viernes (19 de julio) presentaron una nota por parte de un “grupo de empresas socias de la Cámara”, donde manifiestan su preocupación “por certificados de redeterminaciones de precios que en realidad vienen de larga data, ya de algunos años, que no los estamos cobrando”. “La verdad que estamos muy preocupados porque en este periodo de tanta inflación donde un valor de un certificado de retederminación de precios, que tiene un valor fijo, obviamente que a medida que pasa el tiempo cada vez la deuda se va licuando sola”, admitió.

En tal sentido, advirtió que le pidieron una audiencia al Intendente: “esperamos que seguramente José Corral nos va a atender porque ya tuvimos en varias oportunidades reuniones con él y a algún acuerdo tenemos que llegar; y ojalá lleguemos porque en realidad es el compromiso y es asumir la responsabilidad de terminar bien una obra, por un lado el compromiso del contratista de ejecutarla y el comitente de pagarla”, concluyó.