Se realizarán diversas actividades este viernes y sábado en Rosario; y el lunes en la ciudad de Santa Fe.

El gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud, adhiere al Día mundial de la hepatitis que se conmemorará este domingo a través de diversas actividades que se desarrollarán en las ciudades de Rosario y Santa Fe.
En Rosario, este viernes, de 9 a 12 horas, en la explanada del hospital provincial del Centenario se realizarán testeos de hepatitis virales, VIH (Sida) y sífilis, consistentes en una extracción de sangre. Lo mismo sucederá en la Plaza Montenegro (San Luis y San Martín) de 10 a 14 horas. En tanto este sábado se hará lo propio en la esquina SF (Oroño y Santa Fe) de 9 a 13 horas.

En la ciudad de Santa Fe, en tanto, se replicará la actividad este lunes de 9 a 12 horas en el Centro de Especialidades Médicas de Santa Fe (Cemafe), Mendoza 2419.

En ese marco, se invita a someterse a estos exámenes a mayores de 18 años, preferentemente aquellas con factores de riesgo, es decir, transfundidos, personas con tatuajes, piercing (realizados con material no descartable), usuarios de drogas (ya sea vía endovenosa o intranasal), o aquellos que se hayan realizado procedimientos invasivos en la época que no se contaba con material descartable.

Además, durante las jornadas se aplicarán vacunas contra la hepatitis B y demás vacunas incluidas en el calendario nacional.

DÍA MUNDIAL DE LA HEPATITIS
La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció la conmemoración de ese día el 28 de julio, recordando el nacimiento del profesor Baruch Samuel Blumberg, el científico que descubrió el virus de la hepatitis B y, posteriormente, su vacuna, lo cual le valió ser reconocido mediante el Premio Nobel.

TOMAR CONCIENCIA
Ambas actividades tienen el objetivo de que los ciudadanos tomen conciencia de la existencia de estas enfermedades a través de la información que se suministrará, alertando que se puede poseer el virus a pesar de no tener ningún tipo de síntoma.

Desde el Ministerio de Salud recomendaron que “la realización del test de las hepatitis B y C, al menos una vez, y vacunarse contra la hepatitis B mediante tres dosis”, y aclararon que la vacuna “no presenta contraindicación alguna”.

HEPATITIS
Es una inflamación del hígado que puede obedecer a la ingestión de sustancias tóxicas como el alcohol o determinadas drogas, infecciones, enfermedades autoinmunes y metabólicas.

Dentro de las infecciones que la provocan, la causa más frecuente son las virales.

Los virus de la hepatitis son cinco: A, B, C, D y E. Las hepatitis A y E se contagian por consumir alimentos y/o agua contaminada; es una enfermedad autolimitada, es decir, que no pasa a la cronicidad.

Las hepatitis que más preocupan son las causadas por los virus B y C, las cuales sí van a etapas crónicas y, con el tiempo, pueden desencadenar cirrosis hepática y/o cáncer de hígado. Actualmente, las principales indicaciones son el trasplante hepático, tanto en Argentina como a nivel mundial.

HEPATITIS B
El virus de la hepatitis B se contagia por vía sexual, siendo más contagioso que el virus del VIH; vía parenteral (contacto de sangre con sangre); a través de piercing, acupuntura, tatuajes, drogadicción EV y /o intranasal, transfusiones de sangre o productos de sangre contaminados, utilización de material no descartable y por vía vertical (mujer embarazada a su bebé).

Tanto los virus de las hepatitis A y B pueden prevenirse a través de la vacunación, las cuales están incluidas en calendario nacional, es gratuita y no presenta contraindicaciones.

HEPATITIS C
En el virus de la hepatitis C, el contagio es fundamentalmente por vía parenteral (contacto de sangre con sangre), menos frecuente por vía sexual, pero no por eso de menor importancia.

Este virus no tiene vacuna, pero sí tiene tratamientos curativos, lo cual evita la progresión de la enfermedad, ya que la cura significa la erradicación del virus del organismo. Dichos tratamientos, para todos aquellos pacientes que no presentan cobertura social, son otorgados en forma gratuita por los hospitales públicos.

SÍNTOMAS
Estos virus pueden presenta un cuadro clínico similar a otras hepatitis: color amarillento de piel y mucosas, orinas oscuras, picazón de la piel, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, fatiga, hasta simular un cuadro gripal. Pero, en general, estas enfermedades cursan de forma silenciosa, por lo cual es necesario realizar un análisis de sangre para descartar la presencia de los mismos.