Esta decisión fue tomada al cumplirse los 20 días de la prisión preventiva que éste le dictó durante una audiencia en la que el fiscal Edgardo Sánchez lo incriminó por el delito de homicidio culposo agravado por la cantidad de víctimas.

Fue el 1 de julio cuando un colectivo volcó en el cruce de las rutas 308 y 157 en La Madrid y murieron 15 personas, 13 mujeres y 2 varones. Pertenecían a un contingente de jubilados de Mendoza y se dirigían hacia Santiago del Estero. Poco después de la tragedia, desde la Comisión Nacional de Regulación del Transporte confirmaron que los choferes son sanjuaninos, se trata de Cristián Salina y Gustavo Adolfo Montoro.

A casi un mes del vuelco fatal el juez Cristian Velázquez, de la Sala I de los tribunales de Concepción, dispuso la libertad de Salina.

Esta decisión fue tomada al cumplirse los 20 días de la prisión preventiva que éste le dictó durante una audiencia en la que el fiscal Edgardo Sánchez lo incriminó por el delito de homicidio culposo agravado por la cantidad de víctimas.

Fue el miércoles cuando el magistrado dejó en libertad al conductor del colectivo y además le impuso la obligación de permanecer en la ciudad durante un lapso de dos meses y a disposición de la Justicia. Además le exigió dos fiadores personales.