Se trata de Carlos Alberto Ruiz de 46 años. La víctima es la hija de su expareja. La fiscal que investigó el ilícito es Alejandra Del Río Ayala.

Condenaron a ocho años de prisión a un hombre identificado como Carlos Alberto Ruiz (de 46 años) por ser autor de delitos contra la integridad sexual de una niña menor de edad, hija de su expareja. Así lo resolvió el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), José Luis García Troiano, en un juicio en el que se abreviaron los procedimientos.

La fiscal Alejandra Del Río Ayala de la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género, Familiar y Sexual (Gefas) estuvo a cargo de la investigación del ilícito. “La condena fue por la autoría del delito de abuso sexual gravemente ultrajante calificado por la guarda y por la convivencia”, precisó la funcionaria del MPA.

En la misma casa

“El ilícito que investigamos fue cometido en fechas indeterminadas mientras la víctima transitaba la escuela primaria y hasta 2015. Las agresiones sexuales se consumaron en una vivienda ubicada en la ciudad de Santo Tomé que compartían el condenado, la mujer que era su pareja y la niña –hija de la mujer– que fue víctima de los delitos”, precisó Del Río Ayala.

Acerca del delito cometido, la funcionaria del MPA señaló que “Ruiz aprovechó las circunstancias de convivencia para agredir sexualmente a la niña en reiteradas oportunidades”. En tal sentido, concluyó que “con su accionar sometió y humilló a la víctima”.