¿Fue envenenado el poeta unos días después del golpe militar del 11 de septiembre de 1973? Esto es lo que su familia cree firmemente.

Poeta comunista y conocido partidario del derrocado presidente socialista, Salvador Allende, para su familia, Pablo Neruda fue envenenado. En 2013, se exhumó su cuerpo para verificar si murió o no de un cáncer que lo aquejaba. Pero todavía falta el último resultado para confirmar al cien por cien los resultados de los análisis. La familia de Neruda acusa al Instituto Forense de Santiago de obstruir la justicia.

Tres pequeños frascos de laboratorio llenos de tierra: eso es lo que falta para cerrar la investigación científica en el caso Neruda.

Hace dos años, una docena de expertos internacionales había establecido la presencia de gran cantidad de una sustancia paralizante en el cuerpo del poeta. Pero el suelo alrededor de la tumba del militante comunista aún tenía que ser analizado para estar seguros de que la contaminación no fue producida después de su muerte.

Un nuevo análisis de las muestras

Según el abogado de la familia, Rodolfo Reyes, que también es sobrino de Neruda, el servicio médico legal retarda intencionalmente la entrega de los sedimentos extraídos de la tumba del poeta, que son vitales para concluir la investigación que determinaría si Neruda fue asesinado con veneno.

“El instituto forense afirmó que no los tenía, que habían sido utilizados para otros análisis. Pero durante una búsqueda ordenada el jueves pasado por el juez forense Mario Carroza, se encontraron los frascos. Es inexplicable que el servicio pueda mentirle al juez. Esto ha tenido consecuencias muy negativas en este caso de Neruda”, afirmó su sobrino.

La investigación llevada a cabo por la justicia chilena se ha retrasado varios meses. A partir de ahora, la familia de Pablo Neruda espera que las muestras se envíen rápidamente al laboratorio canadiense para un nuevo análisis que permita esclarecer este caso.