La justicia provincial condenó este lunes en un juicio abreviado a Andrés “Andy” Camino, sobrino de ex jefe de la barra de Newell’s Roberto “Pimpi” Camino, por tres crímenes y una tentativa de homicidio. Deberá cumplir una condena de 26 años de prisión efectiva. El procedimiento culminó este lunes en el Centro de Justicia Penal de Rosario y estuvo a cargo de los jueces Hernán Postma, María Carrara y Hebe Marcogliese.

Según detalló el Ministerio Público de la Acusación (MPA), Camino fue encontrado culpable del crimen ocurrido el 25 de diciembre de 2016 a las 23.30 en Lamadrid al 100 bis cuando el imputado se trasladaba a bordo de una motocicleta junto a otra persona y efectúan disparos de arma de fuego hacia la víctima Carlos Leonel Juárez, provocándole heridas en zona del cráneo provocándole el fallecimiento.

Además, se le atribuyó el hecho ocurrido el 16 de diciembre de 2016 a las 23 en Vera Mujica 2900, cuando el imputado junto otras tres personas se apersonaron en el domicilio de la víctima Lorena Ojeda de 16 años y efectúan al menos 6 disparos de arma de fuego, impactándole dos de ellos en zona del tórax para luego darse a la fuga.

Fiscalía recordó que el hecho fue instigado para que la víctima no se presentara al reconocimiento en rueda de personas fijado para el 19 de diciembre de 2016 y señale a los autores del homicidio de Jonhatan Rosales.

Por otra parte, se le imputó el hecho ocurrido en fecha 19 de abril del 2018 en calle Dinamarca 500, cuando el imputado determinó a otra persona para que colabore con homicidio de la víctima Cristian Javier Reynoso, resultando además dos personas heridas de arma de fuego.

Finalmente, se le atribuyó a Andrés Camino el hecho ocurrido el 29 de noviembre del 2016 en Lamadrid al 100 bis , cuando el imputado junto a otras 3 personas, mantuvieron encerrado a la víctima J. S en un inmueble tipo departamento de dicha zona y bajo amenazas, le dispararon en el rostro para luego sustraerle dinero y darse a la fuga.