Llega agosto y la lluvia de estrellas “perseidas”

Youtube

Las noches sin luna harán que el espectáculo de la lluvia anual de meteoros de las perseidas sea aún más brillante este fin de semana en gran parte del mundo entre el 2 y el 4 de agosto.

La lluvia alcanzará su pico con la mayor cantidad de meteoros durante las primeras horas de la mañana del 11 de agosto, 12 y 13, que coincide con una luna brillante que puede eclipsar a las perseidas.

Una vez que anochezca, espera ver un meteorito, o una “estrella fugaz”, cruzando el cielo cada pocos minutos. Con suerte, los cielos despejados permitirán la mejor vista.

Y si la vista está oscurecida por el clima o las nubes este fin de semana, las perseidas son visibles la próxima semana. Las perseidas también se superpondrán con la lluvia de meteoritos Delta Aquariids.

Delta Aquariids parece provenir de la constelación de Acuario, visible en la parte sur del cielo, mientras que las perseidas estarán en la parte norte del cielo.

¿Qué son las perseidas?
Las perseidas han presentado una exhibición centelleante durante 2.000 años, según la NASA. El cometa Swift-Tuttle orbita alrededor del Sol una vez cada 133 años, por lo que cada mes de agosto, la Tierra pasa a través del campo de escombros del cometa. El hielo y el polvo, acumulando más de mil años, se queman en nuestra atmósfera para crear la lluvia de meteoros. Las perseidas muestran meteoritos más brillantes que cualquier otra lluvia de meteoros anual.

Los meteoros se pueden rastrear hasta la constelación de Perseo, de la cual obtienen su nombre, que subirá en el cielo noreste al pasar la noche. Desde nuestra perspectiva, todos los meteoros parecen provenir de un solo punto llamado “radiante”, pero eso se debe a que se están moviendo en paralelo entre sí.

Cuando el “radiante” está más alto en el cielo, veremos la mayor cantidad de meteoros. Pero los meteoros “Earthgrazer”, que rozan la atmósfera de la Tierra y muestran colas largas y ardientes, son visibles antes, cuando el radiante está bajo sobre el horizonte.

Los meteoros mismos viajan a 212.000 kilómetros por hora, lo que crea sus vívidos rayos de luz. Pueden alcanzar entre 1.600 y 5.500 grados centígrados durante esa lluvia.

El cometa mismo llegará extremadamente cerca a la Tierra en un “tiro errado” en 2126.

Cómo mirar
Los científicos de la NASA aconsejan que, aunque se pueden ver en cualquier momento después de las 10 pm, el mejor momento para detectar una ráfaga de meteoritos será durante la parte más oscura de la noche, en las primeras horas antes del amanecer, desde las 11 de la noche hasta la primera luz del día.

La paciencia es la clave. Puede tomar hasta 45 minutos para que tus ojos se ajusten a la oscuridad para una visualización óptima. Los meteoritos pueden aparecer en cualquier parte del cielo, pero se ven más brillantes contra el cielo más oscuro.

Algunos meteoritos solo tienen rayas tenues y rápidas. Otros son más brillantes y pueden parecer que navegan a través de nuestro cielo durante varios segundos, dejando un rastro de humo brillante.

La mejor manera de ver la lluvia de meteoritos es sentarse en una silla reclinable o recostarse boca arriba y mirar al cielo con una vista amplia. No se necesita un equipo especial, pero si deseas la mejor vista, es mejor estar lo más lejos posible de la luz artificial.

Si vives en un área urbana, es posible que desees conducir para evitar las luces de la ciudad, que pueden hacer que la lluvia de meteoritos parezca débil. Los científicos de la NASA también dijeron que acampar puede triplicar la cantidad de meteoros visibles.

Y no olvides tomar tu cámara antes de salir. Las lluvias de meteoros son una gran oportunidad para videos de lapso de tiempo y fotografías de larga exposición, ya que permiten que tus tomas del cielo nocturno se conviertan en pinturas de este espectáculo estrellado como las de Van Gogh.