Lo anunció el gobierno a través del Boletín Oficial de este lunes. Por la muerte de Rafael Espino, su esposa Rita Mónica Rampazzo y el hijo de ambos no hay detenidos ni pistas claras. Tampoco se conoce cómo murieron.

El Ministerio de Justicia de la provincia resolvió ofrecer una recompensa de $500 mil a quienes aporten datos sobre la muerte de un matrimonio y su hijo discapacitado en un domicilio de calle Francia al 1.100, ocurrida en octubre del año pasado.

La decisión del gobierno fue publicada este lunes en el Boletín Oficial de la provincia y garantiza la protección de la identidad que aquellos que brinden información sobre lo sucedido.

Concretamente, “la recompensa apunta a esclarecer el hecho o individualizar autores, cómplices o instigadores en la investigación penal preparatoria iniciada a raíz del presunto homicidio de Rafael Espino y Rita Mónica Rampazzo y del presunto abandono seguido de muerte del hijo de los mencionados, Rodrigo Espino”, señala la resolución oficial Nº0129.

El caso

El 24 de octubre de 2018 en horas de la tarde, fueron hallados en el interior de su casa de calle Francia al 1100 los cuerpos de Rafael Fernando Espino y Rita Mónica Rampazzo. Ambos presentaban signos de descomposición por el paso de algunos días desde la muerte.

También se había encontrado aún con vida en el interior del mismo domicilio el hijo de ambos, Rodrigo Espino, quien padecía parálisis cerebral y estaba imposibilitado de movilizarse por sus propios medios, por lo cual, había quedado abandonado a su suerte durante varios días con sus padres muertos.

A pesar de haber sido internado en el Hospital José María Cullen, el muchacho también falleció el día 28 de octubre, debido a la precariedad de su estado de salud.

A poco de conocerse la muerte del matrimonio, la policía halló la camioneta de las víctimas. Estaba abandonada en la vía pública en barrio Santa Rosa de Lima.

Tal como ocurrió con el crimen -donde no se pudo determinar cómo murieron marido y mujer-, tampoco se supo cómo llegó la camioneta al lugar donde fue encontrada.

Misterio

La investigación del misterioso caso quedó a cargo de la Unidad Fiscal Especial de Homicidios que encabezan los fiscales Andrés Marchi y Ana Laura Gloria.

La causa no está caratulada como Homicidio sino como “Averiguación causa de muerte” y lleva más de ocho meses de investigación. La Fiscalía ha recolectado importantes evidencias sobre la materialidad del delito, pero hasta el momento no se han logrado avances en la identificación del/los autor/es del hecho.

En los considerandos de la resolución oficial se indica que, pese a todas las diligencias practicadas, “se han evidenciado dificultades en cuanto a la consecución de testigos del hecho que permitan avanzar en la individualización de él o los partícipes y que, asimismo y de acuerdo a los fiscales del caso, existe cierto hermetismo o reticencia entre los vecinos de la familia Espino, dándose la particularidad de que se trataba de un matrimonio con escasa vinculación de amistades y/o social”.

“Por lo demás, ha habido reiterados reclamos por panel de la familia del Sr. Espino para lograr avances en la Investigación Penal Preparatoria, y el hecho ha tenido gran trascendencia periodística, reflejada en los medios locales de comunicación”, continúa el Ministerio de Justicia.

Protección de testigos

La cartera de Justicia sostiene que la identidad de quienes brinden información y de quienes sean adjudicatarias de la recompensa será mantenida en secreto antes, durante y después de finalizada la investigación y/o proceso judicial.