A iniciativa del senador Miguel González, se estudia la viabilidad de aumentar la alícuota que los afiliados y el Estado provincial aportan al sostenimiento de la obra social.

El senador Miguel González presentó un proyecto de ley para modificar las alicuotas que los afiliados y el Estado provincial abonan a IAPOS. Las comisiones de la Cámara Alta estudian ahora la viabilidad de establecer un pequeño incremento porcentual en los aportes para que la obra social pueda mantener y mejorar sus prestaciones.

“Iapos es la obra social más importante de la provincia, una de las más importantes del país en termino de cantidad de beneficiarios, una obra social que tiene 560 mil beneficiarios y 350 mil de esos son empleados no solo del estado provincial si no municipales y otros organismos que se van adhiriendo esta obra social”, consideró el legislador. “La verdad que hemos tenido la posibilidad de gestionarla durante muchos años y cumplir el desafío de lo que en salud se llama “inflación en Salud” -que creo que lo deben haber escuchado mucho-, que es que cada vez se necesita de más recursos para sostener servicios que antes se daban con menos recursos, producto de tecnologías nuevas que son muy costosas, de una serie de reconocimientos de beneficios nuevos que socialmente han sido incluidos, por ejemplo cosas como la fertilización asistida que eso no estaba hace unos años, no estaban los programas de obesidad, no estaban los de salud mental, no estaban los de discapacidad, una serie de programas que se fueron incorporando a los largo de esos años además de lo que es medicamentos”, argumentó.

En el mismo sentido, el representante de La Capital en la Cámara de Senadores recordó que cuando fue director del IAPOS hace unos años y, luego, como Ministro de Salud, “íbamos viendo que la curva de ingreso y la curva de egresos de la obra social se acercaba a un punto donde se iban a cruzar y los ingresos iban a hacer menores que los egresos si no se tomaban alguna corrección”. “Y la verdad que en base a muchas discusiones con los proveedores de servicios, hoy la obra social está en un equilibrio, pero ese equilibrio sabemos que es un equilibrio desviado, muy justo, donde durante muchos años la obra social fue absorbiendo algunos recursos más de los que producía, porque el aporte del IAPOS no es un aporte que viene del Tesoro en forma directa, sino que está regulado por ley y tiene que ver con una proporción que pone del salario el trabajador y una proporción que pone el Estado”, explicó.

Sin embargo, reconoció que no es una cuestión que atañe solo a IAPOS: “lo ha pasado es lo que pasó y pasa en el resto de la seguridad social en el mundo”, manifestó, y añadió que, “para no ser alarmistas en esto, la obra social ya corrigió los ingresos más de una vez”, pero “antes, de cada 100 beneficiarios atendidos en un consultorio se le pedía una resonancia a 0,1 por ejemplo, un porcentaje muy bajo, hoy las resonancias son más frecuentes, las ecografías son más frecuentes, el acceso a tecnología es más frecuente, a estudios…”. “Eso -prosiguió- tiene que ver con criterios que se han cambiado, incluso se han cambiado criterios de utilización de medicamentos, supone hace unos años atrás un hipertenso no se lo medicaba hasta una presión más alta que la hoy se médica, con lo cual te entran un montón más de beneficiarios a medicarse”. Por todo esto, consideró que -según plantea la iniciativa- “se necesita poner un 0,5 % más el empleado y un 1% más el Estado del salario, para ser equitativos”.

Finalmente, adelantó que el proyecto “hoy está en salud en el área de Economía”. En cuanto a las adhesiones, opinó que los legisladores y también la sociedad deben entender “que es necesario que la obra social siga como hasta ahora con una administración sana y que si quiere seguir teniendo los beneficios en los próximos años, va a tener que hacer algunas modificaciones”.