En menos de una semana, el Tate amplió su masa societaria. Hubo colas en la sede rojiblanca

Unión vive un momento muy auspicioso. Tiene las cuentas en orden, en cuanto a lo futbolístico todo funciona y el hincha está tranquilo, sabe que tendrá una Superliga donde posiblemente peleará un nuevo ingreso a una Copa Internacional.

Todo este movimiento que se vive en el club de la avenida se siente y las ganas por acercarse a ver los partidos crecieron. Es por ello que el tatengue lanzó una campaña de socios con un importante descuento y se vieron largas colas para poder asociarse.

Normalmente para asociarse al club y poder ingresar a ver los partidos se cobran dos cuotas por adelantado. En este caso quienes se asociaron pagaron una sola cuota y el club les bonificó el carnet, los de categoría infantil 1 abonaron $125, infantil $300, juvenil $475, adherente $560, pleno $625 y el grupo familiar $1250.

Con precios accesibles se acercaron nuevos socios que con la economía que tiene hoy Argentina, tal vez, en algún momento tuvieron que desistir de ir a la cancha. En total el club le informó al equipo de Diez en Deportes que alrededor de 1.000 personas se asociaron durante los días que duró la campaña de socios, que tuvo un momento oportuno y la comisión directiva supo aprovechar.