La ministra de Seguridad de la Nación dijo que la situación del sindicalista “es muy comprometida”, y aseguró que el mega operativo de ayer “tiene que ver con la decisión de Macri de combatir las mafias”.

 

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, afirmó que la situación de Herme Juárez, el sindicalista portuario detenido ayer en un megaoperativo en San Lorenzo, “es muy comprometida”, y remarcó que el controvertido líder de la Cooperativa de Puerto San Martín lideraba “una mafia que le secaba plata a todos los argentinos que producen”.

La funcionaria nacional realizó un primer balance del procedimiento que constó de 30 allanamientos y que arrojó la detención de otras diez personas. “Esto tiene que ver con la decisión del presidente Macri de combatir a las mafias y de no permitir que haya dueños de sectores en la Argentina”, dijo Bullrich.

La responsable de la seguridad pública en el país sostuvo que “en la hidrovía había un sobrecosto para todos los productores y una permanente extorsión. Se recibieron un montón de acusaciones de que esto era una mafia, que manejaba Juárez con un dominio total y al que todos le temían”.

“Este señor (por Juárez) está desde 1969. Se tardaron 50 años. Nosotros en tres años desarmamos esa mafia”.

“Comenzó una investigación sobre lavado de activos, de cuánta plata de la Cooperativa se enviaba para fines personales de todas estas mafias conducidas por Juárez. Fue un trabajo de varios meses. Se hizo una investigación patrimonial, respecto de bienes acá y en el exterior. Ayer se hicieron más de 30 allanamiento, con 11 detenidos, entre ellos el principal, Juárez, que está en una situación muy comprometida porque se detectaron muchos bienes y cuentas en dólares, millonarias”.

Bullrich remarcó que “es inmensa la fortuna, de 3 mil millones de pesos” que manejaba Juárez. “Todavía no pudimos terminar determinar porque hay mucho material, bienes muebles y otros tipo de cosas que nos darán la cifra final”.

La ministra estimó que el accionar de la supuesta mafia liderada por Juárez en los últimos 20 años hizo que “los gastos y costos de exportación se elevaran entre un 40 ó 45 por ciento con relación a países vecinos”.

Bullrich se refirió a quienes aportaron información para la causa judicial. “Son empresarios, trabajadores, gente de la zona que los ven crecer económicamente. Hay de todo un poco, pero es importante que la colabore. Este señor (por Juárez) está desde 1969. Se tardaron 50 años. Nosotros en tres años desarmamos esa mafia”.

“Macri decidió que la hidrovía no sea más el negocio de nadie, sino que es de todos los argentinos para que el país crezca, no un grupo o un sindicalista. Todos sabían lo que pasaba y nadie hacía nada, negociaban para calmar a Juárez para que nos pare el puerto. Nosotros no le dimos nada. Llevamos adelante una investigación con el juez Chavais a la cabeza a pesar de lo que significa este mundo de mafias. Ahora estamos con una de ellas desarmada por el bien de los argentinos”.

Bullrich dijo que desconocía si Juárez gozaba de protección política, y aclaró que el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, fue el funcionario “que más datos aportó” para que Juárez esté preso.

“Dietrich, desde el primer día, fue el que más datos aportó para que este señor esté presos. Dietrich conversaba con todos los actores que le fueron contando lo que sucedía. Eso es lo que yo conozco. Lo de los demás, que cada uno se ponga el sayo que le corresponda”, señaló.