17.2 C
Santa Fe, Argentina
martes 22 de octubre de 2019
País Alberto Fernández: “Hay un enojo muy grande todavía con Cristina”

Alberto Fernández: “Hay un enojo muy grande todavía con Cristina”

Foto: Infobae

El precandidato presidencial del Frente de Todos hizo mención al enfado en una parte de la sociedad contra su compañera de fórmula como justificación de las chances de Mauricio Macri de ser reelecto. Además, a una semana de las PASO, cuestionó con vehemencia el sistema de conteo provisorio de votos de la empresa Smartmatic. 

El precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró que en gran parte de la sociedad todavía existen síntomas de enojo con su compañera de fórmula y ex presidente, Cristina Kirchner, y que ese factor permite que Mauricio Macri todavía tenga chances de ser reelecto, pese a la difícil situación económica en la que se encuentra el país.

“Hay un enojo muy grande todavía con Cristina y con el peronismo. No hay otra explicación. Hay que ser franco, hay que ser sincero y hay que explicarle a la gente que nosotros tenemos que construir otro tiempo. Cuando yo digo que ‘Vamos a volver’, pero vamos a volver para ser mejores’, es que estoy revisando lo ocurrido, lo que pasó, me doy cuenta de que algunas cosas molestaron a algunos y esas cosas no pueden volver a repetirse”, afirmó Fernández, en declaraciones al programa “Secreto de Sumario”, en Radio 10.

“Ahora, la gente que es tan severa con nosotros por lo que alguna vez fue no tiene la misma severidad con Macri. Porque ¿qué les dice Macri? Les dice que volvería a hacer lo mismo pero más rápido. Es decir, va a generar este caos, pero más rápido. Incluso, los medios no tienen con él la misma severidad que tienen conmigo”, se quejó.

Alberto Fernández cuestionó la fidelidad del sistema de conteo de escrutinio provisorio, Smartmatic

Alberto Fernández cuestionó la fidelidad del sistema de conteo de escrutinio provisorio, Smartmatic

A sólo siete días de que tengan lugar las PASO presidenciales en todo el país, Alberto Fernández volvió a poner en tela de juicio a Smartmatic, la empresa de software que se encargará del conteo provisorio de los votos.
“Acá el problema es la manipulación del escrutinio provisorio, que permite instalar un resultado que no es tal”, afirmó. Y completó: “Las fallas con Smartmatic son tremendas. Me temo que el Gobierno busque manipular el escrutinio provisorio y así instalar un resultado falso”.

“Todo lo de Smartmatic huele mal. Y me da pena que alguien como Adrián Pérez (Secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior), que siempre luchó por la transparencia, defienda esto (…) Nunca hubo problemas de fraude con nuestro sistema. No se entiende por qué lo cambian. Vamos a hacer una presentación en la Justicia”, completó.

Las jubilaciones y los desocupados mayores de 45

En tanto, el precandidato volvió a opinar sobre las jubilaciones, y advirtió que, en caso de ser electo presidente, otorgará las moratorias que hagan falta a aquellos necesitados como para recuperar su situación económica.

“Nosotros tenemos un serio problema en la Argentina. La gente que tiene más de 45 años y se ha quedado sin trabajo. Cristina tuvo un problema parecido, entonces estableció este sistema de jubilación anticipada. Esas personas quedan en una situación laboral terrible, porque no los vuelven a contratar y tampoco tienen la edad jubilatoria adecuada. ¿Por qué planteo este caso? Hay un sinfín de casos con este problema. Hay que facilitarles un mecanismo para que, en este caso, se les permita jubilarse”, dijo.

Y definió: “Tenemos que encontrar una respuesta a todo eso. Obviamente habrá que dar las moratorias que hagan falta para que todos estén tranquilos y tengan futuro”.

El precandidato hizo mención a la creación de un Ministerio para ayudar a resolver el problema de los pagos de los créditos

El precandidato hizo mención a la creación de un Ministerio para ayudar a resolver el problema de los pagos de los créditos

A su vez, Fernández hizo mención a la frase de varios precandidatos de Cambiemos sobre “la lucha contra las mafias” y disparó con munición gruesa contra un ex funcionario del actual Gobierno: “Si van a luchar contra las mafias, prepárense para luchar contra (Juan José) Aranguren, que mientras fue Ministro de Energía se la pasó dándoles ventajas a sus amigos petroleros”.

 A la corrupción la llaman conflicto de intereses

“Y con una directora de la Oficina Anticorrupción haciéndose la distraída -agregó en alusión a Laura Alonso a quien no nombró-, diciéndole (a Aranguren) que firme su segundo así él no cometía corrupción porque había un conflicto de intereses. En el juego de Cambiemos también existe una cosa patética que es esta forma de aliviar el discurso. Y a la corrupción la llaman conflicto de intereses. Y es corrupción, con todas las letras”

A su vez, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner advirtió que los problemas de miles de ciudadanos argentinos con los pagos de los Créditos UVA le hace sentir un déjà vu respecto a lo vivido en 2003, con el comienzo del gobierno de Néstor Kirchner y mencionó la posible creación de una cartera estatal para tratar de manera específica los conflictos habitacionales y de vivienda.

 Me pareció un punto límite ver a 7000 personas en la calle

“Por momentos siento que estoy en un déjà vutodo lo que me pasó en el 2003 me vuelve a pasar ahora. Evidentemente, los UVA no fueron una buena solución. En aquel momento, cuando salieron, dije ‘esto va a funcionar en tanto y en cuanto el dólar no se mueva’. Y es un riesgo muy grande pensar que el dólar no se va a mover. El dólar se movió y nos arruinó la vida a todos”.

“El UVA tiene una relativa ventaja que tiene un límite sobre tus ingresos de lo que te pueden cobrar. Tiene una gran desventaja que es que te podés morir sin terminar de pagar el inmueble porque te lo extienden en el tiempo. Cuando dije que había que crear un Ministerio de Hábitat y la Vivienda era también para resolver estos temas, porque evidentemente no está resuelto el tema con los UVA (…) La idea de hacer este ministerio es poner a alguien que solo piense en la vivienda, no en la obra pública. Debo confesar que me pareció un punto límite ver a 7.000 personas deambulando por la calle”.