Siguen ejecutándose distintas obras en Sauce Viejo, que apuntan a mejorar la calidad de vida de los vecinos y promover la recreación y el esparcimiento. Respecto de los trabajos de ampliación que se desarrollan en el Centro de Salud Centenario, ubicado a metros de la sede comunal sauceña, se avanza en la construcción de dos consultorios más y un baño para personas con discapacidad.

A su vez, se busca refuncionalizar el espacio donde se guardan las ambulancias, para mejorar el cuidado de estos vehículos esenciales para el traslado y la atención de las personas.

Estas tareas se realizan con fondos comunales e implican una inversión importante por parte de la gestión en la mejora de la atención en estas prestaciones. Por otro lado, también se llevan a cabo acciones para arreglar y agrandar el Centro Integrador Comunitario (CIC), en la intersección de las calles Córdoba y Uruguay. La semana pasada iniciaron los trabajos en su interior, que consisten en arreglos generales en paredes y el cielo raso de distintos sectores. Asimismo se prevé concretar la ampliación del Punto Digital Sauce Viejo, con dos nuevas oficinas: una para coordinación y otra de atención en trámites.

Con la intención de incentivar a la población a disfrutar de la actividad física al aire libre, la administración comunal trabaja en el terreno a la altura de barrio Doña Margarita, para completar la vereda de hormigón que unirá los dos tramos de la bicisenda. En el segundo sector las tareas en la vereda llegaron hasta Pasaje Rusia, en barrio Altos del Sauce. Desde la Comuna aclararon que “avanzar y conectar los tramos de la bicisenda es un proyecto de gestión y un anhelo de los vecinos. Además, es importante el desarrollo en la infraestructura de conectividad, rápida y segura”.

También se completó la instalación de 100 columnas para la iluminación del sendero, y en los próximos días comenzará la colocación del cableado y las luminarias. Con esto se terminará la iluminación del tramo que va desde la zona centro hasta los barrios Doña Margarita y Areneras.

Finalmente, comenzaron los trabajo en el circuito aeróbico en barrio Jorge Newbery, que consisten en acondicionar el suelo para completar el paso recreativo en calle Amapolas y Fresnos. En el predio se realizará la segunda parte de la pista de hormigón armado. Así se cerrará el circuito que también tiene un gimnasio a cielo abierto.