El oficialismo impulsará el proyecto de “alcohol cero” para los conductores de Rosario, tal como se dispuso la semana pasada en la capital de la provincia. La iniciativa, que había sido debatida en el Concejo Municipal y no prosperó, cobra nueva fuerza con el intendente electo Pablo Javkin, quien impulsa el proyecto.

Así lo adelantó hoy la concejala del Frente Progresista, María Eugenia Schmuck, quien aseguró que, ante “una pandemia como la de los siniestros viales”, no se debe especular sobre el consumo de bebidas alcohólicas, cuando se va a manejar. “Manejar y tomar alcohol es incompatible”, aseguró la edila que apoya el “alcohol cero” al volante.

“A partir de que se aprobó en la ciudad de Santa Fe, y además como en la Legislatura de la provincia está muy cerca la media sanción de un proyecto que impulsó Palo Oliver, vamos a volver a plantear la problemática que se viene discutiendo en el Concejo desde hace mucho tiempo”, adelantó Schmuck hoy en “Zysman830”, por La Ocho.

“En la Argentina, la mayor causa de muerte son los siniestros viales y en la mayoría de los casos fatales hay consumo de alcohol”

“Hemos escuchado a muchas organizaciones que están favor y a otras que están en contra, que son más cautas, más precavidas”, aclaró la concejal radical, y añadió: “Nosotros estamos convencidos de que es la manera de disminuir la principal causa de siniestros viales. Vamos a fijar posición para seguir el camino de la ciudad de Santa Fe”.

“Manejar y tomar alcohol es incompatible, no solo es un peligro para el que maneja sino también para otros”, enfatizó Schmuck, y explicó: “Por eso, si se plantea “alcohol cero”, si uno va a conducir sabe que no puede tomar. Hay soluciones alternativas como el conductor designado o usar el transporte público si va a tomar alcohol”.

Mariana Sena, integrante de la ONG Conciencia Vial, expresó su esperanza de que la aprobación en la ciudad de Santa Fe de la ordenanza de “alcohol cero al volante” devuelva el debate al Palacio Vasallo, donde, sin bien la iniciativa fue propuesta hace cuatro años atarás, sufrió múltiples dilaciones y finalmente no prosperó.

“Estamos esperando desde 2015 que se de este debate”, señaló Sena, y añadió: “Ojalá que el hecho de que en la capital de la provincia los concejales se hayan puesto de acuerdo y, por unanimidad, se haya aprobado haga que dejen de ningunear este tema y que finalmente se apruebe la ordenanza de ‘alcohol cero al volante'”.

Basta de ninguneo

“Este tema viene siendo retardado por falta de decisión política y por una animosidad que queda expresada en que no se toma el tema con seriedad”, insistió Sena, y explicó: “El alcohol está en la calle y también otras sustancias que alteran la conducción segura y, sin embargo, desde la política no hay nada”.

Entre la noche del jueves y el domingo se llevaron adelante 320 controles en distintos puntos de la ciudad y se detectaron en la ciudad de Rosario 40 casos de alcoholemia positiva. En las pruebas el índice de alcohol en sangre más elevado fue de 2.84 gramos, cuando el máximo permitido es de 0.50 gramos.

Asimismo, destacó: “En la Argentina, en nuestra provincia y en nuestra ciudad, la mayor causa de muerte son los siniestros viales y en la mayoría de los casos fatales hay consumo de alcohol, entonces, cuando tenemos estos datos sobre la mesa no podemos estar especulando con la normativa ni con la actitud de los conductores”.

Consultada sobre si el intendente electo apoya la medida, Schmuck asintió y añadió: “Pablo (Javkin) es uno de los mayores promotores de la educación y de la seguridad vial y así lo ha demostrado en cada de sus opiniones y también en las políticas que estamos trabajando para poner en marcha a partir del 10 de diciembre”.

Finalmente, señaló que “sería buenísimo que Rosario imitara la actitud de la capital de la provincia y que pudiera establecer el “alcohol cero” como una medida de prevención de esta pandemia que padece hoy el país, la provincia y, claro está, también Rosario y que son los siniestros viales”.