Solicitó permiso para estar fuera del país del 22 al 30 de agosto para visitar a su hija Florencia Kirchner, que se encuentra bajo tratamiento médico.

La expresidenta Cristina Kirchner volvió a pedir a la Justicia una autorización para viajar a Cuba para visitar a su hija Florencia Kirchner, que se somete a un tratamiento médico en ese país. El planteo es para ausentarse del país del 22 al 30 de agosto inclusive, después de las elecciones primarias del próximo domingo en las que competirá como precandidata a vicepresidenta por el “Frente de Todos”.

La presentación fue realizada por su defensa ante el Tribunal Oral Federal 2, que la juzga en la causa por corrupción en la obra pública en Santa Cruz. El planteo se hizo antes de la feria judicial de invierno, pero trascendió recién ahora.

El pedido fue hecho ante los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso, que en julio ya se habían manifestado a favor de la solicitud del abogado Carlos Beraldi. Aunque primero deberá opinar el fiscal Diego Luciani, que se viene oponiendo a los viajes, pero sus definiciones no son vinculantes.

De aprobarse, sería la cuarta vez que la senadora nacional y precandidata a vicepresidenta del Frente de Todos viaje a Cuba, lo que ya había realizado en otras ocasiones para visitar a su hija Florencia Kirchner.

La defensa de Cristina alegó razones personales y recordó que en las otras presentaciones “los jueces entendieron que la senadora, al informar el ausentismo de su domicilio por un lapso mayor a 72 horas, demuestra su sujeción a las obligaciones impuestas en lo atinente a su libertad ambulatoria”.

El pedido de la exmandataria para viajar al exterior comprende fechas previas al inicio de las indagatorias en el juicio por corrupción en la obra pública en Santa Cruz, ya que las declaraciones que están previstas para el próximo mes.

En este proceso, la exmandataria es juzgada como presunta jefa de una asociación ilícita que habría direccionado el 80% de la obra pública en Santa Cruz a favor de las empresas del grupo de Lázaro Báez. Estas obras, según la acusación, tuvieron sobreprecios o no fueron concluidas, a pesar de que se pagaron en su totalidad.

En tanto que Florencia Kirchner será juzgada por lavado de dinero en las causas Los Sauces y Hotesur junto a su madre y a su hermano Máximo Kirchner. Las investigaciones se tramitaron por separado pero se unificaron al llegar a la instancia de juicio oral y público, que todavía no tiene fecha de inicio.