El Ministerio estableció una reunión entre las partes para el próximo miércoles. “No confirmaron ni que cierran ni que siguen”, dijo Rubén Urbano.

Luego que Zanella anunciara el cierre de su planta en Cruz del Eje y que la Unión Obrera Metalúrgica amenazara con tomar el lugar, el Ministerio de Trabajo llamó a una conciliación obligatoria.

De esta manera, representantes de la empresa y los trabajadores se reunirán el próximo miércoles a las 11 de la mañana para determinar cuáles serán los próximos pasos.

“El Ministerio ha fijado la posición de meter una conciliación obligatoria para que continuemos con el diálogo. Habrá una audiencia en la cual la empresa decidirá si hará turnos rotativos y gestiones a nivel nacional y provincial para ver qué mejores soluciones traer para los trabajadores”, dijo a Cadena 3 Rubén Urbano, secretario general de la UOM.

Según Urbano, la empresa “no confirmó ni que cierra ni que sigue”.

“De acuerdo a las gestiones que pueda hacer la empresa es la posición que va a tener el miércoles que viene. Si hay resultado sobre lo que plantea la empresa o si hay pedidos de motos por las concesionarias, es factible que se pueda revertir la situación. Pero si eso no pasa, pediremos que les paguen todo a los trabajadores”, explicó.