El proceso se reanudará el 14 de agosto. Los curas Corbacho y Corradi y el jardinero Gómez son los principales acusados.

El tribunal que lleva adelante el juicio a tres de los acusados por abuso sexual en el Instituto Próvolo de Mendoza resolvió este martes rechazar un planteo de la defensa para que las víctimas vuelvan a declarar en la audiencia. De esta manera, el proceso a los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi y el jardinero Armando Gómez pasará a un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles 14 de agosto.

El Tribunal Penal N°2 decidió rechazar el pedido de la defensora oficial, Alicia Arlotta, que había solicitado que las víctimas vuelvan a declarar. Los jueces resolvieron, sin embargo, que se tomen como suficientes los testimonios que dieron durante la instrucción en cámara Gesell, según confirmaron desde Xumek, la asociación que representa a las víctimas.

“Utilizando argumentos basados en jurisprudencia nacional e internacional expuestos por la querella, y con el fin de evitar la revictimización de personas vulnerables, se decidió que durante el debate se reproduzcan las grabaciones de la cámara Gesell”, explicó la entidad a la agencia Telám.

Corradi, Corbacho (59) y Gómez (57) están imputados por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores”. Los tres se negaron a declarar al comienzo del juicio.

La causa ya tiene como condenado al monaguillo Jorge Bordón, de 51 años, que confesó en septiembre pasado durante un juicio abreviado que era “autor de 11 abusos” y deberá cumplir diez años de prisión. Luego que el Tribunal Penal Colegiado Número 2, presidido por el doctor Carlos Díaz, se expida ante estos dos planteos, se esperan hoy las declaraciones testimoniales de siete personas.

La defensa del sacerdote, de 83 años, había asegurado que Corradi tenía problemas de audición y no podía seguir los debates. Por eso, la Justicia pedirá a la Legislatura la posibilidad de convocar a personal taquigráfico para transcribir todo lo que se diga durante el juicio oral.

Además, el tribunal resolvió aceptar otro pedido de la defensa para realizar una pericia psicológica y psiquiátrica al jardinero Armando Gómez, uno de los dos imputados junto a los sacerdotes Nicola Corradi y Gustavo Corbacho. La pericia, pautada para el próximo 13 de agosto, será para constatar si comprende lo que se está juzgando, y en ese sentido si se lo puede declarar ininputable.