A falta de la autopsia, las autoridades están seguras de que son de Bryer Schmegelsky, de 18 años, y Kam McLeod, de 19.


La Policía Montada de Canadá localizó este miércoles dos cuerpos en una remota localidad del centro del país que cree que corresponden a dos fugitivos acusados de tres asesinatos. En una rueda de prensa, la Policía Montada informó que la identificación oficial está a la espera de que se realicen autopsias a los dos cadáveres, pero que las autoridades están seguras de que son de Bryer Schmegelsky, de 18 años, y Kam McLeod, de 19.

Los dos jóvenes estaban acusados del asesinato a mediados de julio en la provincia de Columbia Británica, en la costa del Pacífico de Canadá, de una pareja de turistas, la estadounidense Chynna Deese, de 24 años, y el australiano Lucas Fowler, de 23, así como del experto botánico Leonard Dyck, de 64 años.

“Esta mañana, aproximadamente a las 10.00 (15.00 GMT), agentes de la Policía Montada localizaron los cuerpos de dos varones en una zona de densa vegetación”, explicó en una conferencia de prensa la responsable de la Policía Montada en la provincia de Manitoba, Jane MacLatchy.

Según MacLatchy, los cuerpos supuestamente de Schmegelsky y McLeod fueron localizados en las cercanías de la localidad de Gillam, en el centro del país, y a unos ocho kilómetros de donde el pasado 24 de julio la Policía descubrió el vehículo calcinado de los dos fugitivos.

“En estos momentos, creemos que son los cuerpos de los dos sospechosos buscados en conexión con los asesinatos en Columbia Británica. La autopsia ha sido programada para confirmar las identidades y las causas de la muerte”, añadió.

Aunque la Policía había desplegado una intensa búsqueda de Schmegelsky y McLeod en torno a Gillam desde el pasado 24 de julio, en el que participaron centenares de agentes y personal militar, la operación no dio resultado y las autoridades especularon que los dos fugitivos habían escapado de la zona.

Pero este martes el descubrimiento de objetos pertenecientes a los dos sospechosos en las orillas del río Nelson, a solo un kilómetro de donde hoy se localizaron los cuerpos, ofreció la pista definitiva que ha permitido hallar los restos supuestamente de los dos fugitivos.