Crían insectos como alternativa a los agrotóxicos

Youtube

En un laboratorio de Guaymallén científicos de Iscamen crían insectos para recuperar el equilibrio ecológico de la región y lograr una industria libre de agrotóxicos. Dentro de laboratorios, un ejército de vaquitas de San Antonio, gusanos que comen plástico y “bichitos de luz” son seleccionados para luego ubicarlos en campo abierto.


Los agroquímicos son los principales responsables del enorme crecimiento en la producción de alimentos que se registró durante los últimos sesenta años. Son también -junto a otras tecnologías- los que originaron lo que en la década del ’60 se dio a conocer como la revolución verde. Pero los altos niveles de toxicidad de algunos de estos productos y la alteración del equilibrio ecológico que generaron alrededor del planeta ahora ponen en discusión la conveniencia de su uso para el total de la humanidad.

En los laboratorios del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria (Iscamen) ubicados en Kilómetro 8, Guaymallén, un grupo de científicos cría insectos para combatir las plagas que afectan a los campos mendocinos con técnicas libres de agroquímicos. Allí, un ejército de vaquitas de San Antonio y “bichitos de luz” está siendo genéticamente diseñado para competir contra empresas como Bayer -actual propietaria de la extinta Monsanto- en materia de manejo de cultivos.