¿Toma café? ¿Cuántas veces al día?, ¿Toma mate en bombilla?, ¿Cuántas veces al día?, ¿Consume bebidas alcohólicas?… Esas son algunas de las preguntas que figuran en el formulario de ingreso del personal a la administración pública de Tucumán. La mayoría de las preguntas son las de rigor. Sin embargo, hay otras preguntas de carácter más íntimo para las mujeres. Esos interrogantes son los que agitaron una polémica en Tucumán.

Sucede que, a las mujeres que trabajan en el Ministerio Pupilar y de Defensa, que conduce Washington Navarro Dávila, se repartió el formulario con preguntas como por ejemplo: ¿cuándo fue la última menstruación?, ¿Abortos?, ¿Fecha del último Papanicolau (citología vaginal)?, entre otras.

Estos interrogantes aparecen en la categoría “Antecedentes Ginecológicos y Obstétricos”. El formulario generó reacciones de las mujeres en ese organismo. Desde el Ministerio Pupilar y de la Defensa se defendió el formulario de la controversia.

Navarro Dávila aseguró que las preguntas son las que reparte el Sesop, que es el órgano encargado del ingreso de personal a la plantilla del Estado.

“Eso ocurre en todas las reparticiones del Estado -dijo Navarro Dávila-, de todas maneras es información que se mantiene en reserva”, agregó.

El Servicio de Salud Ocupacional Provincial (Sesop) fue creado en febrero de 2004, por decreto 7/1 de la Secretaría General de la Gobernación. Según la página web del Poder Ejecutivo Provincial la misión del Sesop es entender en la aplicación de normas legales vigentes sobre Medicina del Trabajo, en el ámbito de la Administración Pública Provincial.

La doctora Alejandra Gutiérrez, médica laboral del servicio de salud ocupacional en el Ministerio Pupilar y de la Defensa, defendió la utilización del formulario. También admitió que hay algunas preguntas que se agregaron para esta encuesta del personal, aunque resaltó que se trata de información confidencial, guardada bajo llave. “Esta encuesta nos sirve para conocer al personal que tenemos, qué enfermedades tiene, si tiene alergias alimentarias para hacer prevención, para cuando tengamos que hacer asistencia y actuar correctamente siempre en pos de la prevención y ayudar a un ambiente saludable –dijo-; es netamente para eso. Es una encuesta confidencial, guardada bajo llave en el servicio, solo de acceso a los médicos del servicio”, agregó.

La ONG Mujeres x Mujeres denunció el formulario, por considerarlo un “avance inconstitucional sobre la intimidad de los/as empleados/as del Ministerio”, y por el sesgo sexista de las preguntas, que representa “violencia de género para las empleadas mujeres”. “No se comprende si no es con fines persecutorios, el tipo de preguntas que buscan confesiones de delitos (abortos), revelación de datos ginecológicos (datos de la última menstruación) y hasta examen de gustos cotidianos (si toma mate en bombilla o mucho café)”, advirtió la entidad en un comunicado.

 

La doctora Gutiérrez, por su parte, dijo que no podía opinar sobre la polémica que se generó en las últimas horas. “Sí puedo decir que es que para mejorar la vida laboral de nuestros empleados y dar un mejor servicio en emergencias –precisó-; estas preguntas están dadas en todas las reparticiones públicas y privadas. La utiliza el Sesop, le agregamos algunas preguntas que nos parecían que le faltaban, pero la utilizan muchas empresas de medicina laboral, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, a nivel nacional la Armada Argentina, es una historia clínica que se utiliza en mucho ámbitos de profesiones médicas”, insistió.

El formulario interroga también sobre los partos (cantidad), tipos de ciclos menstruales, cesáreas, enfermedades de mamas, entre otras. “No es algo en perjuicio de nadie –afirmó la doctora Gutiérrez-. Todo está en el marco de la Ley de Riesgo de Trabajo; no se usa solo en este Ministerio. Es solo con el objetivo de mejorar la calidad de vida laboral”, detalló.