El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz dialogó con el Canal Todo Noticias acerca de las PASO y qué esperar a mediano y largo plazo.

En la entrevista señaló que a su entender, la diferencia que arrojaron las PASO “es casi irreversible y sería suicida para el país seguir apostando a profundizar la confrontación, la grieta; y a seguir generando pánico en los actores económicos respecto del futuro”.

Para Lifschitz, si se pretende tranquilizar la economía es necesario darle certezas no sólo a los mercados sino a los ciudadanos en general, y esto sólo será posible si “el Gobierno asume su responsabilidad más importante, que es garantizar la gobernabilidad, de aquí a diciembre”.

En esta misma línea expresó que “más allá de lo electoral, la responsabilidad más importante del Gobierno es pensar en la gente, pensar en el futuro, pensar en la gobernabilidad y tratar de sostener una estabilidad económica (para) que no siga deteriorándose y no siga produciendo más daño en el bolsillo de los trabajadores, de los jubilados y de los medianos empresarios”.

El gobernador señaló que se necesita seriedad por parte del oficialismo para poder entender la realidad que se atraviesa y poder obrar en consecuencia. De todas maneras, sostuvo que “va a requerir también responsabilidad de quien ha sido hoy ungido con la mayoría de los votos y prácticamente puesto en la puerta de una presidencia, como es el caso de Alberto Fernández, pero también de otros dirigentes políticos de la oposición”.

Al respecto, hizo hincapié en la figura de Lavagna que surge como tercera fuerza. “Su mayor experiencia y conocimientos radican justamente en la economía y cómo sacar a un país de la crisis y volver a ponerlo en un camino de crecimiento, así que creo que su rol puede ser muy importante en estos meses, no solamente porque es una voz autorizada, sino porque tranquilamente puede erigirse en un competidor imprevisto para las elecciones de octubre”.

Asimismo, señaló que además de pensar quién va a ser el futuro Presidente debemos reflexionar acerca de cómo se conforma una estructura parlamentaria que pueda hacer una oposición constructiva, inteligente y que pueda ayudar a la gobernabilidad del país en el próximo mandato. Sobre las elecciones generales de octubre, Lifschitz sostuvo que “siempre hay chance como para que las cosas cambien en la Argentina”.

 

La vuelta del peronismo en Santa Fe

El mandatario expresó que nuestra provincia se ha caracterizado en las últimas décadas por no tener un nivel de confrontación política tan álgido, tan profundo como el que se ha dado a nivel nacional y destacó el “buen diálogo” con las fuerzas opositoras.

“Espero que de aquí hasta diciembre podamos ir definiendo algunos temas que tienen que ver con el futuro y en los cuales nosotros tenemos algunas definiciones en este tiempo que resta, pero aspiro a que sea una transición ordenada y que signifique que el nuevo gobierno tenga que volver todo para atrás, sino que pueda seguir adelante con las cosas que hemos hecho y le pueda dar su propia impronta en los próximos cuatro años”.