Martín Korowaj estuvo detenido tras una denuncia que apuntaba a su computadora como origen del material.

 

Un estudiante de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) de 26 años fue imputado este martes por tenencia y distribución de pornografía infantil. La investigación por 31 hechos denunciados comenzó en la ciudad de Buenos Aires y luego fue remitida a la Justicia santafesina, la cual lo liberó bajo fianza con una serie de restricciones.

Inscripto en la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, Martín Alejandro Korowaj se desempeñaba como adscripto en la cátedra de Historia Política Argentina y también trabajaba como ayudante en otra materia. La causa en la que está involucrado comenzó a tramitarse en un juzgado de faltas porteño, el cual dio aviso al Ministerio Público de la Acusación (MPA) tras comprobar que la dirección IP del equipo correspondía a Rosario.

El caso quedó en manos de la fiscal Nora Marull, quien solicitó su detención y planteó formalmente que el material enviado desde la computadora personal del sospechoso tenía “fines inequívocos de distribución”. Una vez que se presentó la evidencia recabada en primera instancia, el juez Rafael Coria aceptó el pago de una caución de 50 mil pesos para liberar al universitario. Según informó La Capital, el magistrado ordenó que se presente ante las autoridades una vez por semana durante tres meses. A lo largo de ese período contará con un garante y tiene prohibido salir del país.

La funcionaria de la unidad de Delitos contra la Integridad Sexual planteó también que Korowaj era miembro de un chat sobre pornografía infantil. A tono con la estricta reserva con la que se llevó a cabo la pesquisa, durante la audiencia imputativa no se expuso el material atribuido al estudiante.