El gobernador confirmó que se mantiene la actualización salarial por inflación. Después del “lunes negro”, el dólar llegó a cotizar a 61 pesos y desde entonces se abrió un período de incertidumbre e inestabilidad.

 

Después del “lunes negro”, el dólar llegó a cotizar a 61 pesos y desde entonces se abrió un período de incertidumbre e inestabilidad que repercutió a su vez en el índice de riesgo país. Y desde el gobierno provincial miran con atención el devenir de números ya que los salarios de los trabajadores estatales y docentes están atados a la inflación por la cláusula gatillo que este martes confirmó el propio gobernador Miguel Lifschitz.

“Asumimos una decisión política de no parar la obra pública, de pagar la cláusula gatillo, de pagar el 82 por ciento móvil a los jubilados”, ratificó Lifschitz. La cláusula se activa y actualiza con las mediciones del Instituto Provincial de Estadística y Censos (IPEC).

“El peronismo va a recibir una muy buena herencia, pero no espero que quien asuma elogie la gestión anterior, vamos a dejar una provincia con cuentas ordenadas”, prometió el gobernador que este 10 de diciembre asumirá como diputado provincial y liderará el bloque mayoritario de la Cámara baja.

Con todo, no le quitó gravedad al presente económico: “(El ministro de Hacienda Gonzalo) Saglione está más preocupado que nunca porque en estos procesos de devaluación, se desata la inflación. La devaluación se traslada a precios y ya vemos cómo supermercados remarcan, mayoristas retiran productos. Cuando la gente está apretada no paga impuestos, tasas, ni tarifas y va a repercutir no solo en la Provincia sino en los Municipios”.

En tal sentido, reclamó al gobierno nacional “una gran dosis de humildad y prudencia”.

Consultado sobre los resultados del domingo pasado, Lifschitz no se mostró sorprendido por la victoria de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández pero sí por la distancia que le sacó al oficialismo de Mauricio Macri-Miguel Pichetto.

Pero advirtió: “Formalmente el tema no está cerrado y hay que esperar a octubre, no solo se elige presidente sino legisladores nacionales que también es muy importante”. Destacó, además que Roberto Lavagna, que encabeza la fórmula presidencial de Consenso Federal, todavía tiene margen para crecer y “se va a convertir en los próximos meses en un actor fundamental”: “Creo que puede ser una figura que genere muchas adhesiones de aquí a octubre, tenemos expectativa con esto”.

“Hoy lo mencionan todos, todos hablan bien de él porque reconocen su capacidad, su experiencia, su prudencia y expertise en el manejo de la economía en momentos críticos como los que atraviesa la Argentina”, dijo.